Logo de la Universdad de Valencia Logo del portal

  • Clase

El vino tinto ayuda a prevenir las caries

Un estudio recientemente publicado por el Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación afirma que el vino tinto podría tener consecuencias muy positivas para nuestros dientes

24 de junio de 2016

Los hábitos alimenticios son un concepto de vital importancia para la mayoría de la población. Los expertos recomiendan una dieta equilibrada que resulte favorable para nuestro cuerpo y nuestras funciones vitales. Muchos son los alimentos que de los que se nos recomienda no abusar o evitar a toda costa, ya que podrían afectar negativamente a nuestra salud, pero hay uno que parece desafiar un poco la norma.

Un estudio recientemente publicado por el Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación (Madrid) afirma que el vino tinto podría tener consecuencias muy positivas para nuestros dientes. Más concretamente, ayudaría a prevenir las caries.

Según explica el artículo "Red Wine and Oenological Extracts Display Antimicrobial Effects in an Oral Bacteria Biofilm Model", publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry; el vino tinto puede ayudar a disminuir el número de bacterias que se acumulan en nuestra dentadura. Esto ocurre gracias a los polifenoles.

Los polifenoles son compuestos bioactivos con capacidad antioxidante, a los que se les han atribuido efectos beneficiosos frente al desarrollo de diversas enfermedades, asociadas a un aumento de los procesos de oxidación celular, conocidos como estrés oxidativo – TeInteresa.

Estos compuestos se encuentran en una amplia variedad de alimentos naturales, y están presentes también en el vino tinto. Lo que consiguen los polifenoles es desacelerar el crecimiento de la flora bacteriana que se retiene en nuestros dientes y encías.

El estudio llevado a cabo por el Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación se cultivaron 5 especies de bacterias asociadas a diversas enfermedades bucodentales. Estas se aplicaron sobre vino tinto con alcohol, sin alcohol, extracto de semilla de uva mezclado con agua y etanol al 12%. En todos los casos se dieron resultados positivos, demostrando que el vino puede resultar muy beneficioso para nuestra salud bucodental.

Todo, por supuesto, en su justa medida. El consumo en exceso de esta bebida tendría, no solo consecuencias nefastas para nuestro organismo (especialmente nuestro hígado), sino que terminaría por manchar irremediablemente nuestros dientes.

El artículo se puede leer en su totalidad desde este enlace.

 
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies