Logo de la Universdad de Valencia Logo del portal

  • Plató TAU

Audiovisual y multimedia: una sinergia necesaria

El multimedia amplía las ventanas de exhibición

La llegada de la tecnología digital ha supuesto una revolución en el ámbito de la Comunicación Audiovisual. En la producción, han surgido nuevos formatos como el 'transmedia' y el 'crossmedia'.

20 de noviembre de 2015

En su libro ¿Qué es eso del formato?: cómo nace y se desarrolla un programa de televisión (Gedisa, 2013), la profesional de los medios de comunicación, Gloria Saló, define el concepto de formato como “el desarrollo concreto de una serie de elementos audiovisuales y de contenidos que conforman un programa determinado y lo diferencian de otros”. Por citar solo algunos, son formatos: el telediario, el reportaje, la entrevista, el documental y el docudrama.

Con la implantación de la tecnología digital gracias a la puesta en marcha de la TDT, la industria audiovisual ha ampliado notablemente su oferta. Aumenta la oferta pero también la demanda se vuelve cada vez más exigente. Esto sucede en un contexto de fuerte competencia, lo que obliga a los creativos a idear nuevos formatos para seguir ofreciendo al espectador un contenido relacionado con la información, la formación y el entretenimiento.

El multimedia amplía las ventanas de exhibición

 

Fuente: geralt/pixabay

Nuevo contexto mediático

En la actualidad, nos encontramos ante un nuevo paradigma mediático: industrias culturales que ofrecen nuevos productos, nuevos soportes y plataformas de distribución de contenidos, nuevos hábitos de consumo y la cada vez mayor intervención del usuario en la producción del contenido. Pero el espectador no solo produce, sino que también opina y; esta vez sí, su voz tiene que ser tenida muy en cuenta, pues un aluvión de malas críticas a través de las redes sociales puede suponer la cancelación de un programa de televisión. Como ejemplo, la campaña gestada a través de las redes sociales para que retiren el programa de Telecinco, ¡Vaya Fauna!

A diferencia de los medios tradicionales, donde la opinión del receptor de la información estaba encauzada a través de los canales propios del medio (cartas al director o llamadas telefónicas a un programa de radio), la nueva tecnología le otorga un rol activo al espectador, que interactúa y opina. Ya no es necesario siquiera publicar un comentario en el perfil oficial de un programa, sino que cualquiera puede convertirse en un líder de opinión desde su tribuna digital.

Lo multimedia ya está aquí

Por tanto, cuando hablemos de multimedia lo debemos hacer desde un tiempo presente y no futuro, pues la convergencia de medios ya es toda una realidad. El multimedia añade un nuevo tipo de narración, aquella en la que se interrelacionan distintos medios como el vídeo, el texto, la fotografía, la infografía, la animación y la ilustración. Son las nuevas narrativas digitales o digital storytelling, entre las que destacan el crossmedia y el transmedia.

La primera de ellas consiste en ampliar una historia a varios soportes. Por ejemplo, Harry Potter en su versión libro, película, videojuego, red social y todos los productos derivados que se puedan crear. Por su parte, en la narrativa transmedia, la historia original se divide entre los diferentes soportes. Es decir, la historia no se repite como en el crossmedia, sino que se completa una vez consumidos todos los productos.  La transmedialidad se concibe desde el origen, aprovechando las posibilidades de cada una de las ventanas de exhibición. El usuario necesita consumir todos los productos para vivir una experiencia plena, lo que permite generar un engagement o afinidad hacia ese producto.

En España, el referente del producto transmedia es El Cosmonauta, de la productora Riot Cinema.

Las nuevas narrativas digitales como el crossmedia o el transmedia permiten llegar a un amplio target o público objetivo, así como diversificar sus vías de financiación, especialmente a través del micromecenazgo o crowfunding y el merchandising.

Una publicidad más efectiva

Para  la publicidad, la llegada de nuevos formatos también ha significado un soplo de aire fresco. Como señalan en el blog tuyyoqué, Internet permite una publicidad mucho más efectiva, ya que puede utilizar todas las posibilidades interactivas de este medio: marketing de experiencias, vídeos interactivos, vídeos colaborativos y vídeos inmersivos o kinetics, en los que podemos ver todo lo que sucede en un radio de 360 ° alrededor de la cámara. Os dejamos un ejemplo de vídeo interactivo:

Lo multimedia, por tanto, abre nuevos caminos en la producción y recepción de los distintos formatos audiovisuales. En consecuencia, los medios tradicionales están tratando, con mayor o menor éxito, readaptarse a este nuevo paradigma comunicativo.

 
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies