Logo de la Universdad de Valencia Logo del portal

.
.
.

Orientado a la investigación y profesionalización

Integración y liderazgo en organismos públicos y privados, hospitales, grupos de investigación y departamentos de I+D

.

El único con formación en diagnóstico y control

Nociones clave para frenar las enfermedades parasitarias tropicales

.

Prácticas en entidades de prestigio

Hospitales especializados, ONGs, Sanidad Exterior del Ministerio y Servicio de Sanidad del Ayuntamiento de Valencia

.

Reconegut per l'Organització Mundial de la Salut

Compta amb experts i membres del Centre Col·laborador de l'OMS

¿Qué son las helmintiasis transmitidas por el suelo?

Las helmintiasis transmitidas por el suelo son de las parasitosis más comunes en todo el mundo y afectan a las comunidades más pobres y desfavorecidas.

26 de febrero de 2016

Las helmintiasis transmitidas por el suelo se transmiten por los huevecillos de los parásitos eliminados con las heces de las personas infestadas, los que a su vez contaminan el suelo en zonas donde el saneamiento es deficiente. Las principales especies de helmintos transmitidos por el suelo que infectan al hombre son la ascáride (Ascaris lumbricoides), el tricocéfalo (Trichuris trichiura) y los anquilostomas (Necator americanus y Ancylostoma duodenale).

Distribución mundial y prevalencia

En todo el mundo, aproximadamente 1500 millones de personas, casi el 24% de la población mundial, está infectada por helmintos transmitidos por el suelo. Las helmintiasis transmitidas por el suelo están ampliamente distribuidas por las zonas tropicales y subtropicales, especialmente en el África subsahariana, América, China y Asia oriental.

Más de 270 millones de niños en edad preescolar y más de 600 millones en edad escolar viven en zonas con intensa transmisión de esos parásitos y necesitan tratamiento e intervenciones preventivas.

Transmisión

Las helmintiasis transmitidas por el suelo se transmiten por los huevos eliminados a través de las heces de las personas infectadas. Los helmintos adultos viven en el intestino, donde producen miles de huevos cada día. En las zonas que carecen de sistemas adecuados de saneamiento, esos huevos contaminan el suelo lo que puede ocurrir por distintas vías:

  • A través de hortalizas insuficientemente cocidas, lavadas o peladas.
  • A partir de fuentes de agua contaminadas.
  • En el caso de los niños, al jugar en el suelo contaminado y llevarse las manos a la boca sin lavárselas.

Además, los huevos de anquilostoma se desarrollan en el suelo y liberan larvas que maduran hasta transformarse en una forma que puede penetrar de forma activa en la piel. La infección se produce principalmente por caminar descalzo sobre suelo contaminado.

No hay transmisión directa de persona a persona, ni infección a partir de heces frescas, porque los huevos expulsados por las heces necesitan alrededor de tres semanas para madurar en el suelo antes de  albergar la forma infestante. Como estos parásitos helmintos no se multiplican en el hospedador  humano, solo hay reinfección en caso de contacto con las formas infestantes presentes en el medio.

Morbilidad y cuadro clínico

La morbilidad depende del número de parásitos albergados. Las personas con infección leve por lo general no presentan síntomas. Las infecciones más graves pueden causar diversos síntomas, entre ellos manifestaciones intestinales (diarrea y dolor abdominal), malestar general y debilidad, así como deterioro del desarrollo cognitivo y físico. Los anquilostomas causan pérdidas crónicas de sangre intestinal que pueden dar lugar a anemia.

 

 
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies