Logo de la Universdad de Valencia Logo del portal

  • DITPA

El Dr. Pedro Seijo Ceballos es médico psiquiatra. Director del Centro de Tratamiento Ambulatorio de Adicciones (C.T.A.) de Villamartín. Diputación de Cádiz. Psiquiatra Consultor Centros Penitenciarios Sevilla I y II. España.

El Dr. Seijo mediante la experiencia que ha ido obteniendo a lo largo de su actividad en diferentes cárceles, nos presentó la problemática que existe en las personas consumidoras de drogas que están privadas de libertad y en general tienen distintas patologías psiquiátricas. Inició su presentación manifestando que realmente “las drogas enganchan” y este fenómeno de consumo que hace años parecía relacionarse con los jóvenes, hoy lo realizan sujetos de cualquier edad. En su caso, sigue trabajando con esta población porque también para los profesionales que se enfrentan cada día a la drogas existe un enganche que es la sinceridad, calidez y empatía para seguir desarrollando su trabajo con calidad y excelencia.

En el trastorno por uso de sustancias se pierde la libertad y en el área en el que ejerce como psiquiatra esto no es metafórico: sus pacientes están en cárceles. Existe una alta población de consumidores de drogas en la cárcel, es un fenómeno mundial, que debería ser un asunto de preocupación pública grave pues muchos de ellos son enfermos mentales o están allí por delitos relacionados con el consumo de drogas. En España el 92 % de los reclusos con adicción son hombres frente al 7,6% de mujeres. Si hace años se planteaban situaciones relacionadas con la presencia de un síndrome de abstinencia, en la actualidad son situaciones con necesidad de dinero, menor demanda laboral, estrés, menos formación, menos relación, menos posibilidad, y más, muchas más enfermedades. Existe una gran población que debido al consumo de drogas tienen situación de precariedad en todo lo que hacen, en todas sus conductas.

Para tener éxito en el tratamiento se necesita el trabajo conjunto: médicos, enfermeros, trabajadores sociales, psicólogos además de los equipos propios de la administración. Se necesita ser especialista en este tipo de tratamiento. La gran mayoría de los internos han estado en tratamiento en prisión para dejar de consumir, con desintoxicación, deshabituación, terapia y reinserción e incorporación social. Y muchos vuelven. Ningún tratamiento es válido para todos, por lo tanto hay muchas oportunidades de trabajar y muchos retos.

Gracias a sus aportaciones tuvimos la oportunidad de conocer lo qué se hace y algo de lo que queda por hacer. Señaló que es un medio de trabajo difícil y además esta tarea “engancha” a los profesionales. Finalizó su intervención animando a nuestros estudiantes a realizar una formación especializada para enfrentar el reto de dar herramientas y estrategias para no consumir drogas y para que la vida de cada persona siga adelante.

Imágenes:
 
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies