Logo de la Universdad de Valencia Logo del portal

  • Universitat de València

Cómo influye la inclusión social en la economía

Inclusión social

La participación activa de los habitantes en ámbitos sociales, políticos, culturales o económicos de la sociedad repercute de forma positiva en el progreso y crecimiento del conjunto de ciudadanos. Una sociedad con mayor inclusión social goza de mayor estabilidad económica y es más competitiva, según varios informes.

8 de febrero de 2016

El departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas reconoce en un documento sobre la inclusión social que muchos países con sociedades que gozan de elevados grados de igualdad demuestran una fuerte competitividad económica. Asimismo, un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) asegura que aquellas comunidades en las que existe una mayor cohesión social “son capaces de construir mejores instituciones y de generar la confianza necesaria para aplicar reformas indispensables”. Así el gobierno puede articular con mayor legitimidad sus acciones sobre el sistema redistributivo que, posteriormente, se pueden traducir en mayor gasto social destinado a aumentar la inclusión.

De esta manera, el progreso económico de las sociedades está directamente relacionado con el bienestar social de sus individuos. Por tanto, existen una serie de retos que los países tienen que superar para lograr una plena estabilidad en todos los ámbitos. Entre estos se encuentra la educación, el desempleo y el buen funcionamiento del Estado en materia de economía pública (gasto social, redistribución de recursos, programas de ayuda, etc.).

DESEMPLEO Y DESIGUALDADES

Reducir o mantener baja la tasa de paro siempre ha sido una cuestión primordial para cualquier economía y lo continúa siendo en la actualidad al establecerse como uno de los principales riesgos económicos para 2016. “El pleno empleo, el autoempleo o el trabajo adecuadamente remunerado es un método eficaz de la lucha contra la pobreza y la promoción de la integración social y la inclusión social”, se advierte en el informe de Naciones Unidas antes mencionado. “Cuando los miembros de la sociedad tiene trabajo, se convierten automáticamente en las partes interesadas en el ámbito económico. El compromiso y el acceso al mercado laboral, por tanto, es el primer y más importante paso en la participación en los procesos económicos de la sociedad”, afirman en el estudio sobre los beneficios económicos de la inclusión social.

Los sectores sociales que están en riesgo de exclusión social son los que más padecen las consecuencias del desempleo. Por lo que una mayor participación en la actividad económica de la población en edad activa de gente procedente de estratos sociales desfavorecidos significaría un paso hacia el progreso en todos los ámbitos. Sin embargo, los problemas que sufren los ciudadanos para acceder a la educación y las desigualdades de género son algunos de los inconvenientes que dificultan el camino para alcanzar los objetivos de plena inclusión.

POLÍTICAS ECONÓMICAS

Ante estas situaciones que frenan la integración y el crecimiento económico de las sociedades, algunos expertos acentúan la importancia de los estados para encauzar las dificultades y atenuar las consecuencias negativas. Para ello son necesarias políticas de “capacitación laboral y reinserción ocupacional orientadas a la población activa de baja productividad, lo cual se traducirá en mejores opciones para ubicarse en el mundo laboral”, según el informe de Cepal. En este estudio también remarcan la importancia de implementar políticas dirigidas a lograr un crecimiento alto y sostenido de la economía “puesto que ello conducirá a empleos de buena calidad y recursos para la inversión social, y a una política productiva que tenga efectos positivos en la creación de empleos”.

Además, la inclusión de todo tipo de personas en la sociedad puede aportar perspectivas de negocio muy variadas a una economía globalizada. De esta manera, se amplía el rango de visión con el aporte de un valor añadido logrado gracias a la diversidad. Un hecho que puede fomentar varios aspectos como la productividad o la creatividad de la compañía en la que los individuos en riesgo de exclusión social se han integrado y han empezado formar parte del proceso económico de sus sociedades.

 

 
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies