Logo de la Universdad de Valencia Logo del portal

  • Universitat de València

Las políticas económicas sobre el impuesto de sociedades durante la crisis

impuesto sociedades reducción

La reducción del Impuesto sobre Sociedades tras el inició de la crisis ha repercutido en su aportación al PIB español. La mayor parte de países de la OCDE pudieron paliar las consecuencias, pero miembros como España o Grecia no se recuperaron tan rápidamente. 

27 de septiembre de 2016

El estallido de la crisis en 2008 tuvo grandes consecuencias en las economías de la mayoría de países de la OCDE. Ante aquella situación, los gobiernos de cada Estado gestionaron la situación estableciendo nuevas políticas económicas para tratar de paliar los efectos negativos y revertir la compleja coyuntura en la que se vieron envueltos.

Las reformas de las tasas fiscales fueron uno de los campos en los que los estados han actuado para recuperar y fortalecer sus economías. La crisis afectó de diferente manera a los miembros de la OCDE, de manera que los avances en los últimos años han sido distintos en toda Europa. Además, las decisiones particulares que se han tomado también han configurado la evolución de las economías.

Uno de los ámbitos en los que se han observado diferentes formas de actuación ha sido la gestión del Impuesto sobre Sociedades. Un informe sobre políticas fiscales publicado por la OCDE describe y reflexiona sobre los efectos de estas acciones económicas. La publicación indica que, como norma general, la recaudación a través de este impuesto descendió considerablemente en la gran mayoría de los países de la OCDE después del comienzo de la crisis en 2008. Los descensos más pronunciados se experimentaron en Alemania con un descenso de 21,9 puntos, seguido por Canadá con 16 y Grecia con 14. España también vivió un descenso de este impuesto pero no llegó al 10% respecto a los años anteriores de la crisis. La reacaudación a través del Impuesto sobre Sociedades descenció tras el inicio de la crisis con las actuaciones de los gobiernos

La reacaudación a través del Impuesto sobre Sociedades descenció tras el inicio de la crisis

Esta aportación al Producto Interior Bruto (PIB) se vio recortada tras la crisis. En el año 2007 el Impuesto de Sociedades suponía una media del 3,6 por ciento del PIB entre los países de la OCDE. Un año después la mayoría de países redujeron esta aportación a su riqueza. El caso de Grecia y España ha sido uno de los más graves. Según el informe de la OCDE, este desarrollo puede haber sido producido por una “pobre” actuación económica durante los años posteriores al inicio de la crisis.

Reducción de tasas

5 de los 34 países miembros redujeron las tasas del impuesto de sociedades. España bajó dos puntos en 2015 y se estableció en el 28% para descender hasta el 25% en 2016. En España, las empresas con un volumen de negocios inferior a 10 millones EUR se beneficiaron de un tipo reducido del 25% que se aplica a los primeros 300 000 euros de base imponible en 2015, según indica la OCDE.

Asimismo, el impacto global del conjunto de reformas del Impuesto sobre Sociedades, incluyendo la reducción de la tasa, así como otras reformas de base, se estima que supondrá un descenso de alrededor de 3 puntos del PIB en 2015 y 2016.

 
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies