Logo de la Universdad de Valencia Logo Máster Universitario en Política Económica y Economía Pública Logo del portal

Lo que todavía no sabes sobre la caída del precio del petróleo.

El precio del petróleo es un asunto económico de primer nivel. Su papel en la economía pública y en las políticas económicas es determinante, además de influir en gran medida en la organización económica de un país. Que suba o que baje termina ajustando o desestabilizando las cuentas de cada país. 
 

25 de enero de 2016

Es importante conocer cuál es la actual geopolítica de los recursos económicos. Las mayores reservas de petróleo del mundo, concretamente un 48%,  se encuentran en Oriente Medio. Le sigue el  Centro y Sur de América donde Venezuela –con un 18%-  ha pasado a ser el país con mayores reservas probadas. En el lado de los consumidores,  Asia y Norteamérica se convierten en los  mayores clientes de este bien.    


Es importante puntualizar que no cae el precio de todos los carburantes. El precio del barril de Brent en euros ha caído en un año un 41%, hasta situarse en 28 euros. Este ha sido el cambio más relevante y que ha copado la atención de los medios de comunicación.
En cambio, el precio medio de un litro de gasóleo en España sólo se ha reducido un 12%, hasta 96 céntimos. Tampoco se ha notado a penas la caída de la gasolina, que se mantiene en 1,13 euros, dos céntimos menos que hace un año.


Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), en su escenario base del World Energy Outlook de 2015, el petróleo registrará una contracción de 5 puntos porcentuales en la matriz energética de 2040 respecto a 2013.


Quien gana y quien pierde
Obviamente los países que más consumen petróleo son los que más beneficiados salen de la caída de su valor. Pueden importar la misma cantidad por menor precio. Del mismo modo, los países productores se llevan la peor parte. 


Razones económicas… y políticas 
La desaceleración de la economía de China parece ser el principal motivo económico que ha hecho caer el valor de esta materia prima. China es uno de los principales consumidores – el segundo en el mundo sin ir más lejos – y tiene en América Latina a su principal proveedor.
A nivel político el objetivo parece ser  perjudicar a Irán  y a Rusia. Las causas son evidentes: Arabia Saudí, principal rival de Irán y a su vez aliado de Estados Unidos, no disminuye su nivel de producción de petróleo pese a la caída de la demanda. Es decir, deja que haya una mayor oferta para que, con el ajuste del mercado, sigan cayendo los precios. 
De seguir así,  podríamos llegar, al menos hasta finales de 2017, a encontrar el precio del barril Brent por debajo de los 70 $.


Venezuela acorralada
Otro de los países más perjudicados sería Venezuela. La principal fuente de ingresos del país es la venta de crudo. Así, la reducción en la cotización del petróleo – que ha provocado la disminución del 60% de sus ingresos en divisas-  ha afectado seriamente su economía. 


¿Y cómo le afecta a España?
Las repercusiones – tanto directas e indirectas -  en la economía española serán muy positivas. 
En su papel de consumidor, al suponer un menor gasto en las compras al extranjero de crudo - por regla básica de la economía las importaciones disminuyen el PIB)- se conseguirá  reducir aspectos como  la factura de energía, o el coste del  transporte. Todo ello se espera que  conlleve un significativo aumento del PIB. 


¿ Cuándo dejará de caer?
Todos los expertos parecen estar de acuerdo en que el único que puede impulsar los precios al alza es el mercado. Pero, para ello, es necesario que los países de la OPEP y los que están fuera de ese cártel lleguen a un acuerdo para reducir el desequilibrio entre la oferta y demanda de crudo.
Por el momento los países que se integran en la OPEP – pese a la  presión de algunos de sus miembros -  han reiterado su idea de mantener sin cambios su producción de 30 millones de barriles diarios.


No es la primera crisis
A lo largo del tiempo el precio del petróleo ha marcado la agenda geopolítica de muchos países.  
Se suele considerar similar la crisis de 1986, cuando el precio del barril cayó bruscamente desde los 28 dólares a por debajo de 10. Anteriormente hubo otras en los años 73/74  79. En este caso, la crisis  se caracterizó por una intensa subida de precios, justo lo contrario de la actua. Los efectos que se propiciaron fueron justamente los contrario : grandes beneficios a los productores y perjuicios a los compradores

 

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies