Logo de la Universdad de Valencia Logo del portal

  • Estudiantes del máster

Teledetección y nubes para estudiar los ecosistemas

La búsqueda de especies en peligro de extinción está llevando a los científicos a trabajar con una fuente de información sobre los ecosistemas insólita: las nubes que envuelven nuestro planeta.

23 de junio de 2016

En un nuevo estudio, investigadores de Yale y de la Universidad de Buffalo concluyeron que los datos obtenidos a partir de la teledetección sobre la cubierta de nubes es usada como herramienta para identificar la localización y el tamaño de animales y plantas que se encuentran en peligro de extinción.

Previamente, los científicos ya habían analizado cómo las distintas estaciones climáticas afectaban a específicos ecosistemas, pero esto dejaba extensas zonas de la tierra sin control.

“Entender los patrones espaciales de biodiversidad es fundamental si queremos tomar decisiones fundamentadas sobre cómo proteger especies y manejar la biodiversidad y sus múltiples funciones en el futuro”, dijo el co-autor Walter Jetz, que es profesor en Yale de ecología y biología evolutiva, y director del programa de esta universidad sobre la biodiversidad y su conservación. “Pero para regiones que albergan más biodiversidad hay una verdadera falta de datos sobre el terreno”, añade.

Jetz y el primer autor, Adam Wilson -quien llevó a cabo la mayoría de la investigación en Yale y que ahora es profesor adjunto en Buffalo- examinaron durante quince años los datos de los satélites de Tierra y Agua de la NASA para someterlos a estudio. Ambos construyeron una base de datos que contiene dos imágenes por día con nubosidad para casi cada kilómetro cuadrado del planeta entre 2000 y 2014. También crearon mapas interactivos que permiten identificar y comparar los cambios en los patrones de la cubierta de nubes en cualquier lugar.

“Cuando visualizamos los datos, era notable como se podía ver claramente diferentes biomas en la Tierra basados en la frecuencia y la época de días nublados en los últimos quince años”, dijo Wilson. “Conforme cruzas de un ecosistema a otro esas transiciones se evidencian, y lo fascinante es que estos datos permiten observar directamente los patrones a menos de un kilómetro”.

La cubierta de nubes afecta a un número importante de procesos ecológicos, e influye en factores ambientales como la luz solar, la lluvia, la temperatura y la humedad, lo que condicionan donde vivirán los animales y las plantas.

Usando los datos obtenidos monitorizando las nubes, los investigadores pudieron determinar el tamaño y la localización de los hábitats de dos especies sin precedentes: un pájaro del continente suramericano llamado  ‘trepatroncos montañero’ y un arbusto sudafricano llamado ‘Protea’.

“Este trabajo demuestra las importantes ideas que se obtienen en materia científica y ambiental cuando la teledetección se emplea en la ecología” dijo Jetz.

“Con los modelos correctos no solo podemos delimitar mejor los hábitats y sus especies, también tenemos una herramienta para ayudar a monitorizarlos durante tiempo prolongado”, concluye.

 
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies