Logo de la Universdad de Valencia Logo del portal

  • Vista de València

Jornada de Actualidad: "¿Cuánto vale mi empresa?"

  • 28 de noviembre de 2018

El pasado martes 27 de Noviembre, tuvo lugar la Jornada De Actualidad “¿Cuánto vale mi empresa? La pregunta que debe hacerse toda empresa familiar cuando todavía no necesita conocer la respuesta” organizada por la Cátedra de Empresa Familiar de la Universitat de València.

Durante el evento, que tuvo lugar en el salón de actos de BANKIA, los expertos Carlos Ochoa (Socio del área de derecho mercantil de Broseta) y Nasir Alam (Director de Fusiones y Adquisiciones de Bankia) presentaron muchas de las situaciones que se pueden dar a lo largo de la vida de una empresa familiar, y que requieren la realización de una valoración de la empresa. Carlos Ochoa presentó al menos seis situaciones que en la práctica obligan a valorar la empresa familiar, tanto los casos más habituales de compraventas y ampliaciones de capital, como otros más difíciles de resolver como los supuestos de separación y exclusión de socios. En sus propias palabras: “estas situaciones llevan implícitas muchas incertidumbres y potenciales conflictos futuros. Por eso es tan importante la planificación y negociación de los criterios de valoración cuando los conflictos de intereses todavía no se han producido, y es muy útil incluirlos en los pactos de accionistas o en los protocolos familiares”.

Por su parte, Nasir Alam hizo referencia a las situaciones vinculadas a operaciones interorganizativas y corporativas, tales como las operaciones de compraventa, fusiones, adquisiciones o ventas corporativas. El director de Fusiones y Adquisiciones de Bankia destacó que “el momento de mercado actual es especialmente bueno en términos del volumen de operaciones corporativas en el segmento del middle market”. Asimismo, insistió en que “planificar cualquier operación corporativa es fundamental para maximizar el valor que se obtiene de la misma”, y explicó que “la anticipación en la realización de una valoración es un primer elemento de análisis para determinar las áreas que pueden servir para gestionar una potencial transacción”.

Posteriormente, hizo un breve recorrido por los diferentes métodos de valoración para ilustrar sus implicaciones y adecuación a diferentes contextos.

A continuación, los empresarios Manuel García-Portillo (Presidente de Tecnidex) y Lidón Avinent (CEO de Syntech Research Spain) aportaron una visión práctica, hablando de sus propias experiencias en la valoración de sus empresas, y ofreciendo recomendaciones prácticas sobre el momento adecuado de afrontar este proceso. García-Portillo destacó que la valoración depende mucho de la relación con los socios, empleados, proveedores, etc., y que a la hora de tomar una decisión sobre compras o ventas de empresas, es importante que sea bueno para el proyecto, bueno para las personas, y bueno para el empresario y su familia. También recomendó establecer las líneas rojas, y promover la oxigenación y el mestizaje en las empresas para renovar y mejorar su funcionamiento. Por su parte, la empresaria Lidón Avinent señaló la importancia de anticiparse a posibles problemas mediante pactos de accionistas, y destacó los aspectos positivos de su experiencia de valoración, en tanto en cuanto “te permite conocer la evolución y la situación de la empresa, descubrir algunas de sus deficiencias o debilidades, y cuantificar el valor de muchas cosas que generalmente no te planteas”.

Las diferentes ponencias fueron presentadas por Alejandro Ríos (Socio y Director de Broseta) y Carlos Aguilera (Director Corporativo de Negocio de Empresas en la Comunidad Valencia y Murcia Bankia), y la moderación del debate corrió a cargo de Alejandro Escribá, Director de la Cátedra de Empresa Familiar de la Universitat de València. Carlos Aguilera, subrayó que “dentro del asesoramiento especializado para las empresas que prestamos en Bankia, en muchos momentos clave de una empresa una valoración profesional del negocio y de las acciones de la compañía comprende el conjunto de argumentos técnicos y profesionales que permiten determinar el rango de valor que tiene su plan de negocio con independencia de cómo se encuentre financiado”. Aguilera, anfitrión del evento en las oficinas centrales de Bankia, destacó que “este conjunto de parámetros son una herramienta de máximo valor para los gestores y propietarios de una empresa, tanto si pueden verse en una operación corporativa que implique un canje, entrada o salida de capital de la misma, como si no”. “Todo gerente de empresa tiene que conocer cuáles son los aspectos, procesos y palancas que optimizan el valor de la sociedad, teniendo en cuenta los riesgos que se asumen para, de esta forma, poder considerarlos en su planificación estratégica de largo plazo”, añadió.

La clausura del acto corrió de la mano de Alejandro Escribá-Esteve, quien expuso las principales conclusiones de la jornada, destacando sobre todo la importancia de reflexionar sobre la oportunidad de establecer criterios de valoración para prever y minimizar los posibles conflictos que pueden derivarse de estos procesos cuando los intereses contrapuestos ya hacen más difícil alcanzar acuerdos satisfactorios para todas las partes.

Como conclusión y citando al director de la cátedra: "Reflexionar periódicamente sobre cuánto vale la empresa ayuda a minimizar los potenciales conflictos entre socios y a mejorar el valor en las transacciones"

Consulte las presentaciones de la jornada aquí:

 
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies