Logo de la Universdad de Valencia Logo del portal

  • Laboratori

Los elementos químicos de los smartphones

Los ‘smartphones’ constituyen uno de los objetos más populares en la sociedad; raro es el caso de una persona que no posea un teléfono de estas características. En el siguiente artículo queremos ver qué elementos químicos se emplean en la fabricación de estos aparatos tecnológicos tan demandados.

25 de enero de 2016

Para las pantallas táctiles se utiliza principalmente el vidrio de aluminosilicato, una mezcla de óxido de aluminio y de dióxido de silicio, que se colocan en sales fundidas a altas temperaturas, para que los iones de sodio más pequeños dejen el vidrio, y los iones de potasio ocupen su sitio. Estos ocupan más espacio, por lo que comprimen más el vidrio cuando este se enfría, aumentando su fuerza y resistencia al daño. Posteriormente, para permitir la funcionalidad táctil, se le dota de una delgada capa de óxido de estaño e indio. Además, otros elementos menos comunes también están presentes en pequeñas cantidades para contribuir a la producción de colores de la pantalla.

En cuanto a las baterías, la mayoría de teléfonos de hoy en día utilizan baterías de iones. Estas baterías tienden a utilizar el óxido de cobalto del litio como el electrodo positivo de la batería, aunque en ocasiones se emplean otros metales de transición en lugar de cobalto, mientras que el electrodo negativo se forma de carbono en forma de grafito. El litio en el electrodo positivo es ionizado durante la carga de la batería, y se mueve en las capas de los electrodos de grafito. Y en la descarga, los iones regresan al electrodo positivo. Además, las baterías suelen estar protegidas por una carcasa de aluminio.

En la electrónica de los equipos móviles también se utilizan una amplia gama de compuestos y elementos químicos. El procesador principal del teléfono, el ‘chip’, se hace de silicio puro, que luego se expone al oxígeno y al calor para producir una película de dióxido de silicio en su superficie. Pero el silicio no es conductor de electricidad sin la ayuda de otros elementos; por eso, se bombardea el silicio con otros elementos, como el fósforo, el antimonio, el arsénico, el boro, el indio o el galio.  Los componentes microeléctricos y el cableado del teléfono son principalmente de cobre, oro y plata. Algún que otro elemento, como el platino o el paladio, también se emplean pero en menor medida.

El micrófono y el altavoz del teléfono contienen imanes, que son aleaciones de neodimio, hierro y boro, aunque también pueden incluir disprosio y praseodimio en la aleación. La unidad de vibración del aparato también tiene estos elementos químicos.

Por último, la carcasa del teléfono dependerá de si es de plástico, de metal o de una combinación de ambas. Mientras que las carcasas de metal tendrán principalmente aleaciones de magnesio, las de plástico serán de carbono procesado.

A grandes rasgos, estos son los principales elementos químicos que se encuentran en los teléfonos. Son los más comunes, pero hay una numerosa cantidad de otros elementos que se utilizan, en la mayoría de casos amparados en las patentes que cada fabricante tiene para sus terminales.

 
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies