Logo de la Universdad de Valencia Logo del portal

Esta danza consigue que nos lo pasemos bien y nos mantengamos en forma. Se trabaja mucho la columna vertebral y la cadera. Puede aprenderla todo el mundo, hombres incluidos, y cuanta más barriga se tenga mejor, ya que se aprende a amar lo que en la sociedad actual se rehúye. A diferencia de otros deportes, en las danzas orientales se trabaja todo el cuerpo desde dentro y la belleza física nace automáticamente, pero no como un fin sino como una consecuencia lógica de una actividad física.

Como ejercicio físico, su exigencia principal es de caracter aeróbico, a causa del dinamismo; técnicamente no tiene la complejidad de otras danzas, atendiendo a su origen popular, por la cual cosa se puede disfrutar de su práctica desde las primeras sesiones, aunque conseguir un nivel avanzado requiere diversos años de dedicación.

 

 
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies