Logo de la Universdad de Valencia Logo del portal

  • Estudiants del màster

¿Cuáles son los tipos de despido regulados por la legislación actual?

¿Cuáles son los tipos de despido regulados por la legislación actual?

Los despidos se clasifican de diferentes maneras teniendo en cuenta las características de los procedimientos, como por ejemplo si afecta a una persona o a gran parte de la plantilla, si entra dentro de la legalidad o en cambio se han producido irregularidades o según el tipo de causas.

21 de marzo de 2017

La relación laboral entre una empresa o institución y un empleado puede terminar de diferentes maneras. En muchas ocasiones surgen conflictos laborales entre ambas partes que no se consiguen solucionar con un acuerdo mutuo y se pone fin a la relación de trabajo mediante el despido.

Existen varios tipos de despido regulados por la legislación actual. Las condiciones en los que se lleva a cabo están determinadas en la normativa. Estas varían según diversos aspectos como el tipo de contrato, los años trabajados o las razonas y la forma en la que se produce el despido.

Las principales formas de que la empresa termine una relación laboral con un empleado son las siguientes, en algunas los trabajadores pueden exigir una serie de condiciones a las que tienen derecho, como las indemnizaciones o el finiquito, y en otras, la empresa no está obligada a asumir ninguna responsabilidad por efectuar esta acción.

Según las causas

  • Despido disciplinario

La empresa justifica la decisión tras detectar un incumplimiento grave por parte de los trabajadores. Estas faltas graves que se pueden llegar a sancionar con este tipo de despido están recogidas en el artículo 54 del Estatuto de los Trabajadores, algunas de ellas son indisciplina o desobediencia en el trabajo, disminución continuada y voluntaria en el rendimiento o las ofensas físicas o verbales a las personas o familias del entorno de trabajo.

  • Despido objetivo

En estos casos la empresa opta por la vía de despido para terminar con la relación laboral por causas que no residen en el empleado. Las razones son de tipo económico, organizativo o de producción y quedan reguladas en el artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores.

Según la legalidad del proceso

  • Procedente

Un despido es procedente cuando las causas quedan demostradas y todo el trámite se produce por las vías legales que marca la legislación.

  • Improcedente

Este tiene lugar en casos contrarios al anterior. Aquellos despidos cuyas causas no se han justificado correctamente o se haya vulnerado algún punto de las normativas que regulan este tipo de situaciones.

  • Nulo

En tal caso los trabajadores deben ser readmitidos tras haberse inhabilitado el proceso de despido.

Según la dimensión

  • Individuales

Los despidos solo afectan a una persona o a un grupo reducido de empleados que finalizan la relación laboral por causas que pueden coincidir o no con la del resto de compañeros.

  • Colectivos (ERE)

Se producen cuando afecta a un mínimo de 10 trabajadores de una empresa que tiene al menos 100 o cuando lo sufre un 10 por ciento de la plantilla de una compañía de entre 200 y 300 empleados. En los lugares de trabajo donde hay más de 300 deben haber al menos 30 despidos para considerar esta acción un ERE. 

Etiquetas Derecho Laboral
 
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies