Logo de la Universitat de València Logo del portal

.
.
.

"La revista satírica 'El Papus' (1973-1987). Contrapoder comunicativo en la transición política española. El tratamiento informativo crítico y popular de la transición española."

María Iranzo Cabrera (Premi Extraordinari de Doctorat 2016/2017)

14 de de gener de 2019

Tres motivos justifican mi tesis doctoral: la inexistencia de un estudio monográfico exhaustivo, publicado dentro o fuera de España, de esta publicación satírica; el propio atractivo de la revista en tanto fue la más longeva y provocadora del mercado editorial humorístico de la Transición; y su inserción en el proyecto de I+D+i 'El humor frente al poder: la Monarquía, el Ejército y la Iglesia a través de la comunicación satírica en la España contemporánea' (1930-1936 / 1975-1982), CSO2011-27678, cuyo objetivo es analizar la comunicación satírica española durante estos dos periodos mediante una ficha metodológica diseñada a partir de las aportaciones de teóricos de la sátira mediática.

El objetivo principal de esta investigación es analizar la contribución del semanario de humor El Papus (1973-1987) a la percepción del proceso histórico de la Transición política. En este sentido, desde una perspectiva histórica, cualitativa y cuantitativa, se ha querido observar la creación de un lenguaje para abordar la nueva cultura política y asimismo explorar si fue reflejo de las propias contradicciones sociales del momento, en donde los deseos de libertad conviven con actitudes estigmatizadas por una moral reprimida y represora.

Para llevar a cabo esta investigación se han utilizado diferentes técnicas de investigación que permiten abordar todo el proceso comunicativo de la publicación: análisis de contenido a través de una base de datos relacional (mensaje y código), entrevistas en profundidad (emisores), encuesta (lectores) y análisis del discurso de la documentación oficial, periodística y personal (contexto y canal).

Tras analizar los resultados obtenidos de un corpus formado por 4.661 piezas seleccionadas (entre ellas, las 584 portadas publicadas en todo su periplo), se concluye que El Papus actuó como contrapoder comunicativo en la Transición política, puesto que lejos de ser cómplice de los poderes fácticos del Estado español, cuestionó la veracidad y consistencia del tránsito político y social a la democracia; centrada sobre todo en temas de Gobierno y Estado, denunció las malas praxis de las instituciones y altas esferas a las que recrimina abuso de poder, hipocresía y maldad, subrayando la frustración, sobre todo sexual, de la ciudadanía. Complementariamente, defendió actitudes y pensamientos rebeldes y liberales.

No obstante, se observa un límite: la crítica directa a la jefatura del Estado, en concreto, a Juan Carlos I. Además, aunque ideológicamente podría definirse como medio libertario por su lucha contra las lacras sociales y los valores dominantes, mostró una actitud ambivalente en la verbalización gráfica y textual de sus opiniones, donde aflora el pensamiento machista y despectivo normalizado en la época.

El Papus recuperó la sátira política expresada, como en la II República, con crispación y radicalidad, y aprovechó la frustración sexual de la ciudadanía. Este destape político, pero sobre todo el erótico, provocó que se convirtiera en líder de ventas en el periodo comprendido entre julio de 1975 y marzo de 1976. Fue original en el diseño -con predominio de piezas combinadas- y en el mensaje crítico e ingenioso: las figuras oblicuas y de repetición son las predominantes en un discurso que reflexiona sobre hechos ya conocidos por unos lectores interesados por la política y la información diaria. Bajo la obsesión por el humor salvaje y callejero, aflora un rico bagaje cultural que se observa en la intertextualidad a obras de la literatura, la filosofía y la cinematografía universal.

Por último, se observa que el tema que abordan la mayoría de piezas expedientadas y juzgadas es el sexo. Las autoridades gubernamentales y judiciales castigan la defensa de actitudes rebeldes y libertarias, especialmente en el periodo comprendido entre 1975 y 1976, coincidiendo con la máxima tirada y difusión de la revista. Constantemente vituperada con expedientes administrativos, querellas, secuestros, dos Consejos de Guerra y amenazas de la ultraderecha -fue el primer medio de comunicación en sufrir un atentado de la ultraderecha, explosión que tuvo lugar el 20 de septiembre de 1977 y  provocó la muerte de Juan Peñalver, el conserje del edificio donde se ubicaban las oficinas de la editorial-, el semanario consiguió su objetivo de incomodar a las altas esferas gubernamentales, militares y eclesiásticas.

Entre las diversas causas que explican la desaparición de El Papus, dos motivos claves fueron la democratización del llamado 'parlamento de papel' así como el descontento político de los lectores. Asimismo, tuvo un peso importante en su cierre la explosión del artefacto terrorista, pues si bien alargó su tirada diez años más con un discurso todavía más agresivo, supuso un gasto descomunal en instalaciones, seguridad y juicios contra los autores materiales e intelectuales. A ello se sumará el desentendimiento del Grupo Godó en 1979 y la competencia de una gran plataforma como era el Grupo Zeta.

Etiquetes
 
Aquesta pàgina web utilitza cookies pròpies i de tercers amb fins tècnics , d'anàlisi del trànsit per facilitar la inserció de continguts en xarxes socials a petició de l'usuari . Si continua navegant , considerem que accepta el seu ús . Per a més informació consulte la nostrapolítica cookies