Logo de la Universitat de València Logo del portal

  • Universitat de València

Tipos de peligros y prevención de riesgos eléctricos

Los principales riesgos laborales derivados de trabajos con electricidad se producen a través de contacto directo y contacto indirecto. Estas son algunas de las medidas de prevención y recomendaciones de seguridad en este tipo de trabajos.

21 de de juny de 2016

Los trabajadores que realizan trabajos en los que se exponen a los riesgos de la electricidad deben conocer los peligros a los que se someten y las medidas de prevención para evitar el mayor número de accidentes posible. Para ello es necesario cumplir con las medidas de seguridad que marca la normativa y aplicar las recomendaciones adecuadas para cada situación.

Tipos de accidentes

  • Contacto directo. Los accidentes con contacto directo son aquellos que se producen a través del contacto directo con partes activas de instalaciones eléctricas. Un cable pelado es un emisor de electricidad que puede ocasionar accidentes si no se toman las medidas de precaución determinadas para cada caso.  
  • Contacto indirecto. En este caso los accidentes tienen lugar cuando se mantiene contacto con objetos que no emiten de forma autónoma corriente eléctrica pero que a través del contacto con alguna parte activa pueden transmitir la electricidad. Habitualmente estas descargas se producen por fallos en el aislamiento de los objetos.

Prevención

  • Contacto directo
    • Aislamiento. Las partes actives deben de estar correctamente aisladas.
    • Protección. Estas instalaciones tienen que estar en un perímetro delimitado por vallas o muros que no permitan el acceso voluntario o involuntario a personas no autorizadas. Además, en todo momento se deberán indicar los peligros que supone un acercamiento a la zona acotada.
  • Contacto indirecto
    • Equipos de protección. Los trabajadores que mantienen contacto con partes no activas de instalaciones eléctricas que pueden transmitir accidentalmente la corriente deben estar equipados con la ropa de protección que marca la normativa.
    • Aislamiento. Estas partes no activas vulnerables de conducir episodios fortuitos de corriente eléctrica deben contar con el aislamiento adecuado mediante el recubrimiento, encoframiento o alejamiento.
    • Sistemas de clase B. Estos entran en funcionamiento automáticamente como medida de precaución cuando se detecta algún error o un peligro en la instalación. El sistema desconecta la fuente de alimentación y redirige la corriente eléctrica a tomas de tierra donde se cierra el circuito de corriente.

Recomendaciones

  • Mantener un calendario de revisiones periódicas para asegurar que las instalaciones se encuentran en perfecto estado y su funcionamiento no se ve amenazado por un mal mantenimiento de la calidad. Las medidas de seguridad y prevención de riesgos deben estar adaptadas y actualizadas en todo momento, una labor que también se encargarán de revisar los técnicos en prevención de riesgos.
  • Corte de la alimentación. Cuando los trabajadores se disponen a realizar labores en los que deben manipular una instalación eléctrica se debe cortar la fuente de alimentación para que no exista el riesgo de descarga.
  • En algunos casos el corte de la corriente se produce de forma automática cunado el sistema detecta que ha habido alguna irregularidad en el funcionamiento de la instalación. Gracias a estos métodos se pueden evitar accidentes en los que intervienen factores que los trabajadores o usuario no pueden controlar. 
 
Aquesta pàgina web utilitza cookies pròpies i de tercers amb fins tècnics , d'anàlisi del trànsit per facilitar la inserció de continguts en xarxes socials a petició de l'usuari . Si continua navegant , considerem que accepta el seu ús . Per a més informació consulte la nostrapolítica cookies