Contraseñas que sean únicas y secretas. No las anotes, compartas o utilices la misma en diferentes aplicaciones.

  • 13 septiembre de 2018
Image de la noticia

Cómo crear la mejor contraseña

Hay mucho que decir y tener en cuenta sobre las contraseñas. En primer lugar, cada año nuevas generaciones descubren el mundo de Internet y continúan cometiendo los mismos errores que sus predecesores. En segundo lugar, hasta los usuarios más veteranos de la red desean saber cómo crear y recordar varias contraseñas fuertes y únicas. Y en tercer lugar, la tecnología sigue avanzando.

Hace tiempo, una contraseña de seis caracteres era segura, ahora, los usuarios deben crear combinaciones de al menos ocho caracteres, aunque lo mejor es que tengan una extensión de 15. Esto está relacionado con las técnicas de verificación en dos pasos, los escáneres de huellas dactilares de los smartphones, los CAPTCHA y otras medidas de seguridad.

Muchos usuarios creen que sus contraseñas son seguras, por eso, desde algunas empresas de seguridad nos ofrecen un chequeo de la fortaleza de nuestra contraseña, y nos permite comprobar cuánto tardaría un hacker en descubrirla y acceder a toda la información.

 ¿Cuáles son los errores y los aciertos en el uso de contraseñas?

  1. No es buena idea utilizar como contraseñas palabras lexicalizadas, nombres propios u otras combinaciones. Por ello, conviene olvidar contraseñas como: 1234567, dragón, dejameentrar o qwerty.
  2. No uses palabras extranjeras, por ejemplo, en inglés. Los hackers cuentan con diccionarios especiales que contienen estas combinaciones, por lo que este método no tiene ninguna seguridad.
  3. Como verás, lo mejor es crear contraseñas seguras y memorizarlas. Es algo complicado acordarse de combinaciones que no significan nada, pero tendrás mayor facilidad para recordar símbolos o cifras que signifiquen algo para ti.
  4. Otra forma de recordar tus contraseñas es escribirla una docena de veces. Al final, terminarás por escribirlas automáticamente, sin tener que pensar en qué viene después. Además, cuanto más rápido escribas, más protegido estarás de las miradas indiscretas.

Por desgracia, este método no funcionará cuando introduzcas tus contraseñas en tus dispositivos móviles. Por lo que es mejor seguir los consejos 3 y 4, simultáneamente.

  1. Recuerda que una buena contraseña siempre debe contener cifras y caracteres especiales, además de mayúsculas y minúsculas.
  2. Nunca compartas tus contraseñas ni el método que usaste para crearlas. Por ejemplo, si los criminales descubren que has utilizado la letra de tu canción favorita, podrían investigar tus redes sociales y descubrir tu contraseña.
  3. Si compartes un ordenador o una tablet con algún miembro de tu familiano les des tu contraseña, lo mejor es crear distintas cuentas de usuario. No se trata de falta de confianza: el problema es que podrían engañar a tu familia para que difundan tus contraseñas o que se filtren accidentalmente.
  4. Debes usar contraseñas únicas para cada una de tus cuentas, en especial en tu correo electrónico, tu banca electrónica y tus redes sociales. No es suficiente con tener una o dos contraseñas seguras para todas tus cuentas. Los cibercriminales podrían tener dificultades a la hora de obtener las credenciales de acceso de tu banca electrónica, pero tendrán más suerte al intentar acceder a una página web de citas con un nivel de protección bajo.
  5. Además de las contraseñas tradicionales es aconsejable que habilites la verificación en dos pasos en todas tus cuentas importantes. Si un criminal te hackea u obtiene de alguna forma tu contraseña totalmente segura, con este método estarás protegido.
  6. Si estás cansado de todas estas cuestiones acerca de las contraseñas y prefieres no memorizar miles de combinaciones seguras, puede utilizar software especial con el que puedes crear y almacenar de forma segura todas tus contraseñas. Los hay para todas las plataformas habituales, como PC, Mac, Android e iOS. Con la utilización de un software especial, tan solo tendrás que recordar una contraseña maestra.