Logo de la Universdad de Valencia Logo del portal

  • CONTD

El pasado 21 de mayo se celebró la V edición de las Jornadas CONTD – Contenidos para la Televisión Digital, que por primera vez se realizó en el formato de un único día. En esta ocasión, el objetivo central del encuentro ha sido debatir y reflexionar sobre el documental en todas sus variantes, en un momento de cierta eclosión del género en la televisión gracias al desarrollo de formatos híbridos como el docu-reality o el infotainment. Este acercamiento a la ficción, el entretenimiento o la telerrealidad se produce, además, en un contexto de consolidación y precariedad de la TDT, cuyos canales necesitan dotarse de numerosos contenidos que completen las diferentes programaciones. Los formatos que participan de la estética documental se presentan como los contenidos idóneos para este entorno digital teniendo en cuenta sus modelos y estándares de producción, más económicos que la ficción.

A lo largo de las diferentes sesiones previstas, hemos analizado el fenómeno de los documentales low cost, pero también el documental de gran formato y de creación sin olvidarnos, por supuesto, de la inicial producción documental para las nuevas pantallas, que nos obliga a pensar en soluciones narrativas y financieras que den respuesta a los muchos retos planteados. Con todo, el espíritu de CONTD se ha mantenido fiel a las ediciones anteriores: ser un espai de análisis para los expertos e investigadores en contenidos, los creadores e innovadores en nuevos formatos, los teledifusores y los professionales del audiovisual. Las jornadas, una vez más, han tenido la pretensión de erigirse en una referencia desde la cual lanzar puentes de diálogo entre todos los agentes impliados en el proceso productivo: industria, universidad y administración.

Pasados unos días, podemos asegurar que esta nueva edición de las Jornadas CONTD ha cumplido y reforzado ampliament las expectativas que nos habíamos puesto desde la organización. Estamos, pues, plenamente satisfechos del nivel de las conferencias, mesas redondas y debates que se produjeron durante el encuentro, así como de las comunicaciones presentades, cuyas conclusiones suponen un estímulo muy importante para continuar en el futuro. Precisamente, de la consolidación de las jornadas y de su sentido innovador habló en la inauguración la Vicerrectora de Postgrado de la Universitat de València, que estuvo acompañada por el Vicedecano de Economía e Infraestructuras de la Facultat de Filologia, Traducció i Comunicació, Francesc A. Martínez Gallego, y la directora del Instituto Valenciano del Audiovisual y la Cinematrografía (IVAC), Nuria Cidoncha.

Marín apeló a la importancia de la unversidad pública en la formación de profesionales y ciudadanos, así como en la transferencia de conocimientos al sector productivo. En este contexto, puso al Máster Oficial en Contenidos y Formatos Audiovisuales, organizador de las Jornadas CONTD, como ejemplo de estas prácticas y de la puesta en valor del talento y la creatividad que este fomenta en un momento de crisis en el que se està produciendo la transformacions del modelo audiovisual y televisivo del futuro.

Un año más, la presentación de los proyectos fin de máster por parte de los estudiantes delante de una selección de representantes de la industria audiovisual, como productores y cadenas de televisión, fue el punto culminante de las Jornadas CONTD. Todos los proyectos estuvieron muy bien valorados y los representantes de las cadenas de televisión y de la industria audiovisual destacaron el alto nivel de desarrollo de los proyectos presentados.

Nuevos modelos de producción y nuevos formatos híbridos.

La directora del IVAC, Nuria Cidoncha, empezó las Jornadas CONTD lanzando una mirada optimista sobre el género documental. Entre otras cuestiones, recordó que en la actualidad el documental está funcionando como un contenido fundamental de las cadenas españolas. Naturalmente, hacía referencia a todos los formatos híbridos que han aparecido en los últimos años y que están transformando el género en muchos sentidos. Un ejemplo de esta eclosión de formatos híbridos, a medio camino entre el documental, la ficción o el entretenimiento, sería la aparición de nuevas cadenas en la TDT como Discovery Max o Xplora, que están ocupando un espacio hasta entonces poco explotado.

Cidoncha también insistió en que últimamente se está produciendo la consolidación de algunos festivales de cine documental en España, pero sobre todo destacó que el futuro del género era bueno, puesto que se trata de un tipo de producción audiovisual que se adapta muy bien a las actuales formas de producción y a los nuevos hábitos de consumo audiovisual. Básicamente, la directora del IVAC defendía las extraordinarias posibilidades que ofrecían las nuevas tecnologías por lo que respecta a la producción de contenidos documentales.

Por su parte, el realizador y productor austríaco, Klaus Feichtenberger, también entendía la crisis como una oportunidad para innovar en contenidos y en fórmulas productivas, pero negaba que pudiéramos hablar de un mercado global homogéneo. Al contrario, según Feichtenberger, cada mercado doméstico funciona de una determinada forma, atendiendo a su estructura televisiva e industrial. Por ejemplo, de ningún modo se puede comparar la producción que se hace en el Reino Unido y la que se hace en Austria. El poder de la BBC, la televisión pública británica, para llevar a cabo proyectos documentales de gran presupuesto, determina el tipo de modelo de producción. De modo que una producción propia británica puede aspirar, por sí misma, a un mercado global, mientras una producción austríaca o española, con mercados domésticos más reducidos y menos apoyo de las televisiones públicas de los respectivos países, necesita de otras fórmulas para salir al exterior, como la co-producción.

Un modelo productivo que, para Feichtenberger, está convirtiéndose en fundamental para realizar proyectos ambiciosos en un contexto de crisis como la actual, en el que los presupuestos se están reduciendo en todos los sitios. Una segunda opción, igualmente válida, es la de apostar por proyectos menos ambiciosos, de menor presupuesto, para su difusión y explotación en un mercado exclusivamente doméstico. Ahora bien, recordaba que para poder competir con garantías en los mercados televisivos internacionales y encontrar co-productores de calidad, era casi imprescindible tener parte de la financiación cerrada gracias al mercado interno. Si no es así, las posibilidades se reducen enormemente.

Para Joan Úbeda, responsable de Media 3.14, del grupo Mediapro, la consecución de una financiación a nivel interno como pedía Feichtenberger es también básico, hasta el punto que ha sido una de las razones por las cuales en España se han podido realizar un buen número de producciones audiovisuales de género documental en los últimos años (2007-2010). Uno de los casos más relevantes ha sido el del documental Comprar, tirar, comprar (2011), de Cosima Dannoritzer, una co-producción de Article Z (Francia) y Media 3.14 financiado por las cadenas públicas ARTE, TVE y TV3, que se ha visto en medio mundo y ha ganado numerosos premios internacionales.

Según Úbeda, el modelo productivo basado en la obligación que tienen las cadenas de invertir el 6% de su presupuesto en cine, más las ayudas de las administraciones públicas, particularmente de algunas comunidades autónomas, ha permitido a la producción independiente asegurar parte de la financiación y poder arriesgarse en la elaboración de producciones documentales de mayor presupuesto. El problema está en que este modelo puede sufrir transformaciones a partir de ahora, sobre todo por los recortes que se están aplicando en todas las administraciones públicas, también en las televisiones, que han visto cómo en los últimos tiempos los presupuestos experimentaban unas profundas rebajas que les obligará a redimensionar sus prioridades e inversiones. En este escenario, las vías del patrocinio o de la futura Ley de Mecenazgo, todavía por concretar, pueden convertirse en opciones muy a tener en cuenta a la hora de mantener unos estándares de producción elevados en el futuro.

Justamente, los representantes de las cadenas públicas que asistieron a las Jornadas, Samuel Martín, como Director de Cultura de La 2 (RTVE), y Jordi Ambrós, como Jefe de Coproducciones Internacionales de Televisión de Catalunya (TVC), demostraron la importante presencia del género documental en las parrillas de las diferentes cadenas de sus grupos de comunicación. Una apuesta que se pone de manifiesto en el repaso a los numerosos slots (ventanas) de emisión de contenidos documentales de que disponen, tanto para aquellos materiales de producción propia como para aquellos de producción extranjera que compran en los mercados internacionales, a los que nos hemos referido anteriormente. En cualquier caso, y a pesar de las dificultades, defendieron la necesidad de las cadenas públicas de continuar llevando a cabo una producción documental de referencia en el Estado español.

Otra opción, sin duda, es la predisposición a que una cadena de pago como Canal + España empiece a producir documentales de calidad para sus canales Premium, como ha hecho recientemente con series de ficción como Crematorio (2011). Íñigo Trojaola, Editor Jefe de documentales de Canal +, también se mostró abierto a desarrollar proyectos documentales para las nuevas pantallas, como Internet. A diferencia de lo que ha pasado con las webseries de ficción, el documental transmedia aún no se ha popularizado en España. Uno de los pocos casos es el de Las voces de la memoria (2011), un documental interactivo producido por Barret Films que ya han emitido La 2 y Canal 9 en su versión televisiva, pero que dispone, al mismo tiempo, de una plataforma web en la que es proponen otras maneras de acceder a la información y ampliar los contenidos. En Canadá, por ejemplo, o en el canal público ARTE sí que podemos encontrar más ejemplos de esta nueva narrativa, que cada vez se está desarrollando con mayor éxito.

Nuevas estrategias narrativas que tienen elementos comunes con la hibridación en la que está inmersa el género documental para televisión, con formatos a medio camino entre el documental y la telerrealidad, la ficción y el entretenimiento, tal como nos han explicado durante la sesión de screening Francesc Escribano, de Minoria Absoluta, y Miquel Garcia, responsable de Nuevos Formatos de TV3. Una hibridación, propia de la época actual, que está siendo bien valorada por las cadenas, por los creativos y por el público, que tiene acceso a contenidos próximos al documental en horarios menos habituales, como el prime time. Las posibilidades narrativas y estéticas de estos formatos, que han dado lugar a categorías como las de infotainment, docu-serie o docu-reality, está comportando la aparición de formatos innovadores que rompen con fórmulas clásicas y desafían los límites entre los géneros hasta el extremo, a veces rompiendo el pacte comunicativo entre emisor y receptor.

Uno de los problemas que se está comprobando es que las cadenas, necesitadas de numerosos contenidos para ocupar todas las horas de programación de que disponen, están intensificando la producción de estos formatos porque son sensiblemente más baratos que la ficción. El resultado es que estos formatos híbridos están ocupando buena parte de las parrillas televisivas de medio mundo, tanto públicas como privadas. Y cómo se están emitiendo en las franjas de mayor audiencia, se está prefiriendo dejar de lado el elemento más documental para apostar de una forma más decidida por el entretenimiento. Eso ha provocado ciertas dudas sobre la ontología de estos formatos, sobre si podemos continuar llamándoles documentales. Lo cierto es que, como nos mostraban Escribano y Garcia, hay experiencias de todo tipo.

Por ejemplo, lo que continuará existiendo, a pesar de las modas televisivas, es el documental de creación y de gran formato que nos acercó la figura del director Llorenç Soler y la selección de material realizada por el catedrático de Comunicación Audiovisual de la Universitat de València, Vicente Sánchez-Biosca. La sesión dio inicio al ciclo “Llorenç Soler: una mirada particular”, que la Filmoteca de Valencia y el IVAC han dedicado a su obra. A través de las explicaciones  y de los fragmentos visionados, pudimos comprobar el valor añadido de una obra artística muy personal, realizada desde el voluntarismo y la precariedad a la hora de financiar los proyectos. A pesar de las dificultades, las películas muestran un Soler comprometido con el entorno y con la sociedad donde vive, una mirada imprescindible, libre y de espíritu crítico que nos parece muy necesaria.

Nuevos formatos televisivos y presentación de las comunicaciones.

Pero, sin duda, uno de los momentos más destacados de las V Jornadas CONTD, como viene siendo habitual, fue el momento en el cual los estudiantes del Máster Oficial en Contenidos y Formatos Audiovisuales presentaron sus proyectos en una sesión de pitching ante una selección de productores y representantes de la industria audiovisual. En esta ocasión, los proyectes seleccionados fueron: Diver, un gran formato de entretenimiento infantil para los fines de semana; Bee Back. Polinizadores, una serie documental híbrida sobre la desaparición de las abejas en las sociedades actuales; ¿Dónde vamos?, una serie de ficción centrada en la vida de un taxista que vuelve a su ciudad después de veinte años y de haber sufrido una transformación personal como consecuencia de un suceso traumático; FATMAN, una webserie de humor sobre la vida cotidiana de un joven que ha decidido perder peso; Queremos ser padres, una docu-serie sobre cinco parejas que padecen infertilidad y desean ser padres; y ¡Búscate la vida!, un magazine informativo sobre cómo ahorrar y llevar una vida plena con los menores recursos económicos posibles. Los proyectos fueron muy bien valorados por los profesionales, que en esta ocasión fueron Teresa Blasco, de RTVV, Miquel Garcia, de TV3, Samuel Martín, de TVE, Joan Úbeda, de Media 3.14, y Emilio Oviedo, de PAV (Productors Audiovisuals Valencians).

Por otra parte, y completando el programa dedicado al documental, se realizó la presentación de comunicaciones por parte de estudiosos y expertos sobre cuestiones relativas al tema central en esta edición. Estos trabajos, que van desde el documental 3.0 a la música de Planet Earth, junto con los trabajos de otros participantes en estas Jornadas, formarán parte de una publicación que pretendemos se pueda convertir en una referencia sobre la materia en nuestro entorno.

Y esto ha sido todo. Desde la organización de las V Jornadas CONTD estamos más que satisfechos con el resultado obtenido y ya estamos trabajando en las del año que viene, que dedicaremos a la reconversión del sistema audiovisual y a las incertidumbres de la industria en este escenario de crisis. Os esperamos.

 
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies