Logo de la Universdad de Valencia Logo del portal

  • CONTD

Las Jornadas CONTD – Contenidos para la Televisión Digital han cambiado de ubicación, pero se mantienen y se refuerzan los objetivos que motivaron su puesta en marcha: ser un punto de encuentro para académicos, profesionales y estudiantes de la comunicación y del sector audiovisual valenciano y, por extensión, español. La edición de este año, la número VI, se celebró el pasado 20 de mayo en el Aula Magna de la Universitat de València, en el edificio histórico de La Nau, y estuvo dedicada a la televisión de la crisis. Una cuestión de enorme trascendencia porque si hay un sector profesional e industrial sobre el cual la crisis económica que padecemos desde hace unos años está siendo especialmente cruel este es, sin duda, el audiovisual, que vive momentos de profunda incertidumbre. Para muchos, la crisis ha evidenciado los problemas estructurales de un sector que, seguramente, no ha crecido de manera ordenada. Hay quien habla de “burbuja audiovisual” para referirse al desarrollo de un modelo audiovisual que se entiende fracasado desde el punto de vista industrial, pero también cultural y socialmente.

Estas ideas sobrevolaron las jornadas desde la misma inauguración, que estuvo presidida por el Rector de la Universitat de València, Esteban Morcillo. En ese sentido, el Vocal de la Junta Directiva de la Academia de la Televisión, Miguel Ángel Olivar, reconoció que el sector audiovisual está conmocionado por cómo está evolucionando la crisis, especialmente por las dificultades que existen hoy en día para financiar los proyectos, con el parón que eso supose en términos productivos y de destrucción de puestos de trabajo. Pero su mensaje no resultó pesimista en ningún caso porque se mostró convencido en la refundación del sector audiovisual en un nuevo modelo basado en las nuevas ideas y en los contenidos, que hacen más falta que nunca. Justamante, este es uno de los valores de las Jornadas CONTD que, nuevamente cerraron con la presentación y defensa pública de los proyectos que los estudiantes del Máster Oficial en Contenidos y Formatos Audiovisuales de la Universitat de València han desarrollado a lo largo del curso. Lo destacó el director del Máster y también de las Jornadas CONTD, Miquel Francés, quien insistió en la importancia de mantener este tipo de encuentros a pesar de las dificultades y, aún con más motivo, si se hacen desde una universidad pública. Asimismo, este fue el eje de la intervención de Morcillo, qui puso de manifiesto la contribución de la educación pública superior a la cohesió social y a la riqueza colectiva en un momento en el que se escuchan voces críticas con su funcionamiento. Para el Rector, las Jornadas CONTD son un claro ejemplo de uno de los objetivos que debe marcarse cualquier universidad pública, como es la transmisión de conocimiento y valores a la sociedad, sobre todo si se trata de un medio de comunicación de tanta influencia social com és la televisión.

El modelo televisivo y la crisis.

Durante los debates y las conferencias que se realizaron durante las Jornadas CONTD se mostraron diferentes maneras de interpretar la crisis, tanto a la hora de hacer el diagnóstico de la situación como en las decisiones a tomar en el futuro para salir lo más pronto posible y de manera más sólida. El representante de la European Broadcasting Union (EBU-UER), Giacomo Mazzone, y el catedrático de Comunicación Audiovisual de la Universidad Complutense, Enrique Bustamante, consideraron que este periodo de crisis debería ser aprovechado por la sociedad para repensar el sistema audiovisual de manera que la televisión pública ocupara una posición más relevante de la que está teniendo hasta ahora que le permitiera convertirse en el motor de la industria audiovisual para todo el conjunto europeo y particularmente en el Estado español.

Desde su punto de vista, el adelgazamiento y la pérdida de liderazgo del sistema público de radio y televisión está siendo una de las prioridades para buena parte de los gobieros europeos, que están cediendo a las presiones de los poderes económicos articulados en grandes grupos de comunicación de los cuales forman parte la mayoría de las televisiones privadas. En este momento de escasez de recursos como consecuencia del descenso del mercado publicitario, los procesos de concentración empresarial estan provocando que las pequeñas y medianas empresas tengan cada vez más dificultades para poder competir y sobrevivir. La solución pasa, para Mazzone, por una reforma del sistema de televisión pública en toda Europa debido en tanto que vehículo de transformación cultural y tecnológico, que eleve la calidad de la televisión privada y luche contra la esclexta digital. Un modelo que, según Bustamante, estaba en el espíritu de la reforma de RTVE que empezó el gobierno socialista de Rodríguez Zapatero però que se diluyó en la aplicación final. En la actualidad, lo que observan estos expertos es que se ha producido una involución que está pervirtiendo y desvirtuando el concepto de lo público en la comunicación y la cultura, con lo que se degrada el espacio público democrático. Especialmente en España, donde el sistema de televisión pública está infrafinanciado en conporación con el resto de países europeos.

Por su parte, Alfonso Nasarre, Director de Comunicación y Relaciones Institucionales de RTVE, reconoció que la existencia de una televisión pública en España es indispensable, pero remarcó que se tienen que hacer esfuerzos para optimizar los recursos en un contexto sobredimensionado. En cambio se preguntó, si las televisiones públicas autonómicas eran sostenibles con datos de audiencia bajos como los actuales, en la línea de un debate abierto sobre la conveniencia de mantener el modelo del tercer canal en pleno proceso de desmantelamiento de las empresas, externalización y privatización de los contenidos y servicios o la aplicación de Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) en algunas de estas empresas, como RTVV o Telemadrid. Procesos que el Secretario General de la FORTA, Enrique Laucirica, justificó en casos punturales para mantener un sistema que tiene graves problemas de financiación como consecuencia de la pérdida de anunciantes, pero que, a diferencia de Nasarre, considera necesario para dar cabida a los contenidos locales y de proximidad. Por el contrario, el más contundente en la defensa de las televisiones públicas autonómicas como instrumento para evitar el centralismo comunicativo y respetar la diversidad cultural del Estado fue Bustamante, sempre y cuando los contenidos se ajusten a los objetivos fundacionales del canal y respondan a las necesidades de los ciudadanos y no a las de los partidos que gobiernan las comunidades autónomas. La televisión de proximidad, reconocía Mazzone, continúa siendo un valor pero se tiene que localizar si quiere mantener su sentido.

Por lo demás, Laucirica coincidió con Nasarre y con José Antonio Antón, Director de Programación y Canales Temáticos de Atresmedia TV, en que las televisiones tienen que saber adaptarse a la coyuntura de crisis, lo que implica reducir costos estructurales y apostar por la innovación y la creatividad sin perder la calidad. Siguiendo con esta argumentación, Antón planteó la posibilidad de explotar nuevas vías de ingreso como las que puede aportar Internet, que no se debería entender como una competencia sino como una aliada de las cadenas. De hecho, Mazzone advirtió que mientras las cadenas europeas, públicas y privadas, compiten entre ellas por los cada vez más exiguos recursos, la influencia social y, por tanto, la publicidad se está desplazando inexorablemente hacia Internet y las grandes companyies de comunicación digital, con Google en primer término. El experto europeo auguró un futuro en el que la televisión en directo quedaría restringida a los grandes acontecimientos, como las citas deportivas, mientras que el resto de contenidos audiovisuales, la televisión “enlatada”, estará disponible a la carta gracias a Internet y a otros dispositivos de almacenaje. En este sentido, la importancia de Internet y de las nuevas formas de consumo que favorece resultan fundamentales y por eso se tiene que facilitar su acceso a toda la población.

Nuevo modelo de negocio, creatividad, internacionalización.

Algunos de los cambios propiciados por la crisis económica tienen que ver con la aparición y consolidación de nuevas fórmulas de financiación que están permitiendo la producción de proyectos audiovisuales al margen de los canales institucionales, y la búsqueda de nuevas historias que contar o de las historias de siempre pero contadas de una forma diferente. Surgen nuevs ideas y nuevas herramientas, como las redes sociales en el caso de Twitter o los dispositivos móviles, como las tabletas y los teléfonos inteligentes. Esto se pudo comprobar durante las comunicaciones que se presentaron en paralelo a las sesiones plenarias y que convierten a las Jornadas CONTD, además, en un congreso científico de referencia. La producción de docuwebs, el valor añadido a la imagen de marca y la rentabilidad de los contenidos, o el branded content y el product placement, fueron algunos de los temas abordados en estas sesiones. La calidad y el nivela de las ponencias presentadas se podrá cotejar con la publicació académica resultante.

Por lo que se refiere a la producción audiovisual independiente, asistieron a las jornadas algunas experiencias empresariales exitosas: Manuel Serrano, de New Atlantis; Ramón Campos, de Bambú Producciones; Jordi Bosch, de Endemol; y Francesc Escribano, de Minoria Absoluta. Todos los profesionales insistieron en reconocer la dificultad del momento, pero también lanzaron algunas propuestas a partir de las cuales encarar con ciertas garantías el futuro. Una de ellas és la diversificación del mercado. Escribano apuntaba que era muy importante no depender de un único cliente y conocerlo bien, así como al público al cual te quiere dirigir. Por ejemplo, los productores tienen que saber muy bien cuál es la cadena para la que trabajan, qué imagen quiere trasladar a la audiencia, cómo está posicionada y cuáles son sus expectativas. En este punto se empezó un debate, aún abierto, sobre si se tienen que conceder subvenciones públicas a la producción audiovisual en un mercado en régimen de competencia comercial. Lo más importante, a pesar de todo, és que se consiga crear un tejido industrial que hoy por hoy está evidenciándose muy precario e inestable. La otra clave que estuvo muy presente en la mesa redonda fue la internacionalización de la producción audiovisual espanyola, como apuntaron Bosch y Campos, en la línea de lo que está pasándole a la ficción últimamente, la cual, después de muchos años, parece que está abridéndose a un mercado global. Sin duda, para salir fuera y situarse en una posición inmejorable para hacer frente a la crisis hay que esforzarse mucho e invertir en talento, en creatividad, valores a los que no se concede la importancia estratégica que tienen.

Precisamente, talento, creatividad, innovación y esfuerzo es lo que demostraron los estudiantes del Máster Oficial en Contenidos y Formatos Audiovisuales, que presentaron sus proyectos de nuevos formatos en una sesión de pitching delante de una selección de profesionales del sector formada por: Andrés Luque, de TVE; Ximo Pérez, de PAV (Productors Audiovisuals Valencians); Teresa Blasco, de TVV; y Francesc Pou, de TVC (Televisió de Catalunya), que en esta ocasión valoraron muy favorablemente los trabajos. Los proyectos de esta edición fueron El Enviado, una serie de ficción crítica con la situación política y económica que vivimos; The Wonderful Buk Experience, una serie de animación en stop motion para pequeños y grandes con mucha imaginación; Post, una serie documental sobre espacios urbanos olvidados que han conocido en el pasado una época esplendorosa; y Vidas de cine, una serie de ficción, con tono de dramedia, centrada en las relaciones personales y profesionales de los trabajores de un cine. Los estudiantes mostraron estar preparados a la espera que alguien confiue en ellos y les de la oportunidad para desarrollar todo su potencial.

Con la presentación de los proyectos del máster por parte de los estudiantes se puso punto y final a este encuentro, plenamente consolidado dentro del panorana audiovisual. Una clausura que contó con la asistencia de la Vicerrectora de Postgrado, Rosa Marín, el Vicerrector de Cultura, Antoni Ariño, y por el Director de las Jornadas, Miquel Francés. Desde la organización de las VI Jornadas CONTD estamos más que satisfechos con el resultado obtenido y ya estamos trabajando en las del año que viene, que dedicaremos a los contenidos audiovisuales que están haciéndose para las nuevas pantallas, en un contexto cada vez más transmedia o multiplataforma.

 
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies