Logo de la Universdad de Valencia Logo Máster Universitario en Contenidos y Formatos Audiovisuales Logo del portal

15 de Mayo de 2014 – Aula Magna de la Universitat de València

Las Jornadas CONTD – Contenidos para la Televisión Digital continúan siendo, un año más, una referencia para el sector audiovisual valenciano, español e internacional, constituyéndose nuevamente en un punto de encuentro internacional para profesionales, académicos y estudiantes. Esta edición, como la anterior, se ha celebrado en el Aula Magna de la Universitat de València, en el edificio histórico de La Nau, y se ha dedicado a la llamada “televisión inteligente” y los contenidos transmedia. Se trata de una temática central para entender las profundas transformaciones que está experimentando el audiovisual y que afectan a los procesos de creación, producción y, sobre todo, consumo de los contenidos. La consolidación de Internet como plataforma de distribución de los mismos contenidos y la irrupción de dispositivos móviles de comunicación, singularmente la tableta y el teléfono, son fundamentales cuando hablamos de un entorno multipantalla o multiplataforma capaz de ofrecer una conectividad constante, tan deseada por los más jóvenes. El escenario en que nos encontramos obliga a pensar en nuevas fórmulas narrativas, pero también en modelos de negocio diferentes a los tradicionales que se ajusten a la variedad y riqueza de lenguajes y formatos de exhibición. Ahora, las historias se expresan y se desarrollan mediante un gran número de dispositivos. También, naturalmente, por la televisión convencional, que está redefiniéndose gracias a sus alianzas con la red, facilitando una mayor participación ciudadano y el acceso a una oferta más amplia, lo que permite un consumo cada vez más “a la carta”, en el que el espectador se convierte en su propio programador. Cuestiones que deberíamos no minusvalorar en el debate sobre la posibildiad de poner en marcha una futura televisión pública valenciana, justo cuando se cumple medio año de su desafortunada desaparición.

Las reflexiones sobre la accesibilidad constante a los contenidos y sus consecuencias sobre el presente y futuro del sector audiovisual, tanto en términos industriales como sociales y culturales, fueron expuestos desde la misma inauguración, que en esta ocasión estuvo presidida por el Vicerrector de Cultura e Igualdad, Antonio Ariño, y el Director de Tecnología, Innovación y Sistemas de RTVE, Pere Vila, quien mostró una vez más el apoyo de la principal empresa pública de comunicación a las Jornadas. Ariño, quien incidió en la manera como la tecnología está cambiando nuestras pautas de comportamiento cotidiano en relación con la comunicación, tanto en lo que se refiere a la búsqueda de información como al ocio, sostuvo que desde la universidad pública tenemos que estar muy atento a todos los cambios tecnológicos y culturales que se están produciendo en esta y otras materias si pretendemos generar y divulgar conocimiento. En este sentido, para el Vicerrector, las Jornadas CONTD, punto final del Máster Oficial en Contenidos y Formatos Audiovisuales, cumplen a la perfección con su papel de transmitir un valor añadido a la sociedad. Precisamente, el Director del Máster y también de las Jornadas, Miquel Francés, remarcó que los proyectos de los estudiantes cada vez están siendo más sensibles a este escenario hiperconectado y multiplataforma. Se trata, en definitiva, de una realidad de la que no se puede huir y que conviene abordar con riesgo e innovación.

La televisión y el “nuevo paradigma”.

Durante los debates y las conferencias que se celebraron durante las Jornadas CONTD se mostraron diferentes maneras de interpretar el impacto del consumo que se produce más allá de la televisión. Las incógnitas son especialmente relevante en el sistema audiovisual español, inmerso en una indefinición absoluta, tal como recordó el profesor de la Universitat de València, José María Vidal, en la presentación de Ricardo Vaca, presidente ejecutivo de Barlovento Comunicación, una de las empresas más importantes de análisis y consultoría sobre las tendencias en el consumo televisivo. La reordenación del mapa de las TDT, la eliminación de múltiples en el dividendo digital, el caos televisivo en algunas comunidades autónomas como la valenciana, con la desaparición de la radio y la televisión públicas y el incumplimiento de la legalidad en el reparto de las licencias de televisión local privada, entre otros, nos obliga a ser cautos ante la aparente solidez del sistema televisivo.

Para Vaca, sin embargo, la convergencia digital, más que la erosión de la televisión como referencia audiovisual, lo que está provocando en su fortalecimiento, como demuestra el aumento en el consumo de los últimos años y la capacidad de adaptación de las empresas televisivas al nuevo escenario. Sin restarle importancia cualitativa al incremento en el consumo de las otras pantallas, fundamentalmente gracias a Internet, la televisión está consiguiendo en las temporadas más recientes las cifras más altas de audiencia de su historia (254 minutos de media durante el 2014 en España). Eso se debe, sostuvo Vaca, a la combinación de un triple factor: disponer de una mayor oferta a través de la TDT; la retroalimentación que generarn las redes sociales, especialmente twitter, en el seguimiento de los programas en directo; y la crisis, sobre todo en las franjas de la mañana, donde se detecta una mayor presencia de espectadores. Según Vaca, los problemas que tiene el consumo audiovisual a través de Internet en estos momentos se pueden sintetizar en que no llega al total de la población (entorno al 60% en 2014, aunque creciendo), que no consigue fidelizar a los espectadores como lo hace la televisión y que el número de minutos que pasa cada ciudadano delante de Internet es sensiblemente inferior al tiempo invertido en ver la televisión. Lo dicho no significa que el consumo de televisión convencional no haya experimentado cambios. Al contrario, Vaca explicó durante su intervención cómo el acceso a la televisión está siendo cada vez más individualizado, lo que obligará a las cadenas a generar productos y contenidos más personalizados.

En una línea parecida se manifestó Andres Armas, Director General de UTECA, la asociación que agrupa a las principales televisiones comerciales españolas, durante la mesa redonda posterior, quien habló de un cambio cultural profundo para tratar de definir el momento que estamos viviendo. Un “nuevo paradigma”, según sus palabras, que se podría sustantiva en el paso de un consumo lineal a uno de no lineal, que provoca un salto desde un concepto de programación tradicional a un acceso “a la carta” de los contenidos; en la transformación de una plataforma única de emisión por un escenario multiplataforma, con las consecuencia que eso conlleva en los procesos de atención, que pasan de ser fijos a ser dispersos; y también en la potenciación de la participación y la interacción de los usuarios en los dispositivos y los contenidos, una posibilidad técnica que en la televisión convencional, en especial con la TDT, no se ha desarrollado como se había prometido. Para Armas, no obstante, estos procesos no son sustitutivos, sino que las dos maneras de acceder a los contenidos audiovisuales tendrán que convivir durante una buena temporada, sobre todo porque las empresas televisivas no quieren dejar de ser hegemónicas dentro del negocio audiovisual y están haciendo importantes esfuerzos para estar bien colocadas en el tránsito hacia un modelo todavía incierto.

Lo pudimos comprovar con las exposiciones de Pere Vila, Director de Tecnología, Innovación y Sistemas de RTVE, y de Ferran Clavell, Director de Innovación y Future Media de CCMA (Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals). Las dos televisiones públicas son una referencia tecnológica y de innovación en sus ámbitos respectivos. En este sentido, fue muy ilustrador conocer cuál es la política de estas empresas relativa a la relación entre la televisión y la red. Lo que quedó claro es que estas televisiones públicas están realizando una importante inversión para estar presentes con sus contenidos en la mayor parte de dispositivos. Primero, con la puesta en marcha de un potente portal multimedia o player desde donde poder ver “a la carta” en streaming y también mediante descarga la mayor parte de su programación, y después con el desarrollo de aplicaciones para móviles o tabletas, como están haciendo las principales empresas públicas de comunicación del mundo, caso de la BBC.

Un esfuerzo que no es rentable de momento, como reconoció el mismo Clavell, y que se realiza por la vocación de estas empresas por cumplir con un servicio público. El objetivo, según expuso Vila, es acercarse a la generación que ya está “conectada”, y para hacerlo hay que abrirse forzosamente a todos los dispositivos. Esta idea de conexión, para el representante de la televisión pública española, es central para entender todos los procesos que están produciéndose en estos momentos. Por esa razón, para Clavell, sería preferible hablar de televisión “conectada” en luegar de televisión “inteligente”, un atributo que no se ajusta todavía a la experiencia que se pone al alcance de los usuarios. Eso no quiere decir que no podamos referirnos a la televisión “inteligente” más adelante. Programas y aplicaciones conocidas, pero aún no implantadas del todo, como Boxfish o Smart design, de las que habló el representante de la televisión pública catalana, podrían ser indicadores de hacia dónde se dirige la futura relación entre el televisor y los contenidos audiovisuales en la red.

En este sentido, quien se mostró más rotundo ante la consolidación de una nueva manera de relacionarse con la televisión fue Pablo Romero, Director de Contendos de Yomvi, la aplicación de Canal + que permite acceder a todos los contenidos que ofrece esta plataforma digital a través de una variedad de dispositivos, desde la tableta al móvil. Hasta el punto que Romero aseguró, de forma provocadora, que ha llegado el momento de decir adiós a la era de la TDT y saludar a la era de la Banda Ancha. Entre otras cuestiones, el experto argumentó que las otras pantallas están transformando para siempre los patrones de consumo de los contenidos audiovisuales por parte de la audiencia, que es vada vez más activa. El usuario, que se ha convertido en fan, exige en la actualidad pdoer acceder a los contenidos cuando quiera, sin imposiciones programáticas. Una tendencia que arrancó con la aparición fulgurante de YouTube y que ahora se muestra imparable para una parte muy importante de la sociedad, no sólo entre los más jóvenes.

En todo caso, los profesionales que asistieron a las Jornadas estuvieron de acuerdo en que una de las piezas clave de todo este proceso serán los fabricantes de los aparatos, los cuales podrán decidir en última instancia qué contenidos se encontrarán los usuarios cuando enciendan un televisor. No es casual que fabricantes como Samsung y empresas de distribución de contenidos audiovisuales como Google hayan decidido participar de manera directa o indirecta en la creación y producción de contenidos. Una batalla por un negocio creciente, diferente al tradicional, a la que también se quieren sumar las compañías de telecomunicaciones. Nuevos actores que, junto con los dispositivos, están modificando completamente la manera de diseñar los contenidos desde el inicio, pues tienen que tener en cuenta cada vez más el escenario transmedia.

La eclosión de los contenidos transmedia.

Uno de los principales expertos en este tipo de contenidos, el profesor de la Universitat de Vic, Arnau Gifreu, trazó el estado de la cuestión sobre este fenómeno, que no es nuevo, pero que últimamente ha tomado una dimensión extraordinaria dentro de la industria audiovisual. Siguiendo a los teóricos que llevando desde hace unos años tratando de definir el objeto sobre el que estamos hablando, como Henry Jenkins o Carlos A. Scolari, Gifreu planteó que los contenidos transmedia son aquellos relatos que se distribuyen por múltiples formatos y en los que la audiencia ejerce un rol muy activo en la apropiación de esos mismos contenidos y en la creación de nuevo material. Una de los primeros ejemplos de este tipo de relatos transmedia serían, por ejemplo, las religiones. Su particularidad es que la narrativa transmedia ya no apela a una única historia sino a la creación de un universo en el que todas las piezas tienen que ser coherente con el relato. El objetivo es que los usuarios entren en un mundo del que lo quieren saber todo y lo quieren descubrir por ellos mismos, a su aire, sin intermediarios. Por eso, en los contenidos transmedia se potencia tanto la idea de juego, engagement (implicación) o inmersión del usuarios en el dispositivo narrativo.

La eclosión de este tipo de narraciones dentro del mundo audiovisual es, para Gifreu, una realidad si nos atenemos a la cantidad de cadenas, productoras, festivales o mercados internacionales donde encontrar financiación que han aparecido en los últimos años interesados en este tipo de productos. Sin ir más lejos, sólo en el Estado español hay contabilizadas casi 40 o 50 productoras que quieren hacer transmedia. Incluso las principales cadenas, como RTVE, ha decidido plantear sus productos estrella, como la serie de ficción Isabel, en clave transmedia desde un inicio, tal como aseguró Pere Vila. Pero no sólo el transmedia encaja con los códigos de la ficción. Como expuso Gifreu, las narraciones transmedia han tomado mucho empuje en los relatos documentales o de no-ficción, como los webdocs interactivos. Igualmente, el transmedia se puede aplicar a la educación mediante fórmulas participativas como el learning by doing (aprender haciendo) o al mundo de la empresa, tan necesitada de marca y de un storytelling potente que se pueda distribuir por diferentes plataformas. Pero el éxito de un producto transmedia no está asegurado, naturalmente. En el proceso de diseño se convierten en fundamentales la figura del productor transmedia, quien confiere coherencia a todo el universo, así como la creación de un documento, una “biblia”, que sirva de guía para no perderse. En todo caso, lo más importante para Gifreu es, ahora como antes, tener una buena historia que contar.

En la sesión de screening posterior pudimos disfrutar de la presentación de varios proyectos transmedia de referencia en España que están realizados por creativos y productores valencianos. Se trata de Horror Urbano, una ficción de humor negro creada por Luis F. Borruey (Infinitoo Studios) ambientada en Valencia, y de O responsables, un webdoc interactiu de denuncia social diseñado por la productora Barret Films sobre el accidente de metro de julio de 2006 acacido en Valencia en el que murieron 43 personas y otras 47 resultaron gravemente heridas. Se trata de dos propuestas muy diferentes entre sí pero que apelan a un mismo escenario multipantalla, donde cada una de las partes dialoga con el resto ofreciendo la posibilidad que sea el usuario quien determina en última instancia el recorrido narrativo que desee. En el primer caso, nos encontramos ante un conjunto de escenas de vídeo a modo de cortos que sirven como un instrumento de promoción turística de la ciudad. Una producción de entretenimiento, claramente comercial, que permite una experiencia de navegación diferente en la que destacan las imágenes grabadas en una cámara 360º. En el segundo ejemplo, Àlex Badia nos mostró las opciones narrativas que proporciona la web del documental, donde hay acceso no sólo a los vídeos que conforman el documental lineal o las entrevistas completas realizadas a todos los participantes, sino también a un completo dossier con materiales textuales y sonoros, que conforman todo un árbol con muchos nodos conectados con el objetivo de contribuir a evidenciar que la comisión de investigación sobre el accidente de metro abierta por la Generalitat valenciana se cerró en falso, exonerando a técnicos y políticos en la asunción de responsabilidades.

La presencia del transmedia también se dejó sentir durante la presentación de los proyectos audiovisuales por parte de los estudiantes del Máster Oficial en Contenidos y Formatos Audiovisuales en una sesión de pitching ante una selección de profesionales del sector formada por: Ximo Pérez, de PAV (Productors Audiovisuals Valencians); Rosa Pérez, de TVE; Kiko Martínez, de Nadie es Perfecto; Manuel Serrano, de New Atlantis; y Francesc Pou, de TVC (Televisió de Catalunya). Los proyectos fin de máster de esta edición fueron Trapos sucios, una comedia de situación sobre la vida profesionala y laboral de los trabajadores de una lavandería situada en un barrio de una gran ciudad; Tus noticias, un infotaiment para el público más joven donde se explica la actualidad con un lenguaje accesible para ellos y donde se utilizan varias técnicas de animación; Au pairs, una serie de ficció en clave de dramedia que explica la vida cuatro mujeres jóvenes, con formación superior, que tienen que emigrar de su país por falta de trabajo para ejercer de cuidadoras en Holanda; UyS – Universidad y Sociedad, un magacín de divulgación científica y cultural sobre la actividad que desarrollan las universidades españolas, centros de investigación y de formación ciudada que retornan a la sociedad mucho más de lo que se invierte en ellas; y Devenir, una webserie interactiva en tono de drama que describe cómo sería la vida de personajes célebres de la historia si hubieran elegido un camino distinto al que tomaron en su momento, donde el usuario podrá decidir el futuro de los protagonistas. Los profesionales valoraron de forma muy positiva los proyectos y los estudiantes mostraron talento, creatividad, innovación y esfuerzo, demostrando estar preparados para enfrentarse al mundo laboral.

Con la presentación de los proyectos del máster por parte de los estudiantes se puso punto y final a este encuentro, plenamente consolidado dentro del panorama audiovisual español y universitario. Una clausura que estuvo protagonizada por la Vicerrectora de Postgrado, Rosa Marín, el Director del Departamento de Teoría de los Lenguajes y Ciencias de la Comunicación, Santiago Renard, y por el Director de las Jornadas, Miquel Francés. Desde la organización de las VII Jornadas CONTD estamos más que satisfechos del resultado obtenido y ya estamos trabajando en las del año que viene, que estarán dedicadas a repensar el modelo televisivo actual, inmerso en la permanente indefinición.

Organización Jornadas CONTD

 

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies