Los artistas Diego del Pozo y Estefanía Martín ganan la 13ª Bienal Martínez Guerricabeitia

  • 24 mayo de 2016
 
Foto de familia de los ganadores de la XIII Bienal con autoridades universitarias y patrocinadores.

Las obras de Diego del Pozo, el tríptico ‘Deconstruyendo el odio’ (2013), y de Estefanía Martín Sáenz, ‘Los cuervos que adoraban a la mujer’ (2015), han sido las ganadoras de la 13ª Bienal Martínez Guerricabeitia. Así lo ha decidido, por mayoría, una comisión de expertas y expertos constituida ‘ex profeso’ para la ocasión, que ha tenido que elegirlas de entre las 20 piezas presentadas a la muestra que se expuso en La Nau del 11 de marzo hasta el 1 de mayo.

Las obras han sido adquiridas por la Fundació General de la Universitat de València y próximamente se incorporarán a la colección Martínez Guerricabeitia, la más importante del género gestionada por una universidad pública –está formada por más de 500 piezas–. De hecho, la Bienal es el principal mecanismo por el que se rige la adquisición de obras con el fin de incrementar el valioso patrimonio artístico de contenido político y social de la colección de arte contemporáneo de la Universitat de València. 

Han integrado la comisión de expertas y expertos el vicerrector de Cultura e Igualdad de la Universitat de València, Antonio Ariño; el gerente de la Fundació General de la Universitat, Cristóbal Suria; el director de la Col•lecció Martínez Guerricabeitia y comisario de la Bienal, José Pedro Martínez; los artistas Francisco Sebastián Nicolau y Chema López, el profesor José Martín Martínez y Carlos Mataix, de Heineken España S.A., los cuatro exmiembros del antiguo Patronat Martínez Guerricabeitia; la artista valenciana Mavi Escamilla, coganadora de la 12ª Bienal; la directora cultural del Vicerrectorado de Cultura e Igualdad de la Universitat, Ana Bonmatí; la diseñadora Lupe Martínez; las comisarias Alba Braza y Nuria Enguita; y la presidenta de la Asociación Valenciana de Críticos de Arte (AVCA), Ángela Montesinos.

A juicio de esta comisión, las obras de Diego del Pozo y de Estefanía Martín Sáenz “son las que más se han adaptado al espíritu de la Col•lecció”, así como al lema de la 13ª Bienal, con el título ‘Supersticiones y manipulaciones’, el cual ha dado respuesta, por un lado, al ordinal que encabeza esta convocatoria y, por otro, a un tema de crítica social y cultural que tiene su origen en los albores de la civilización, la superstición (especialmente, aquella inducida por las religiones), que trasciende a la actualidad transformada en manipulación para inquietar y someter el pensamiento crítico por parte del poder. 

Asimismo, el conjunto de expertas y expertos ha coincidido al destacar la calidad artística de la pareja de autores, jóvenes pero con un nutrido currículum que promete una futura trayectoria de largo recorrido.

La obra del vallisoletano Diego del Pozo, presentada por la Galería Adora Calvo, de Salamanca, se compone de tres secuencias de fotografías y dibujos de 37 x 120 centímetros cada una. Esta pieza se enmarca dentro de un trabajo más amplio que el artista dedica a las economías afectivas, es decir, a “todas aquellas políticas públicas o privadas encaminadas a producir o intensificar una determinada emoción, ya sea odio, amor, miedo o esperanza… en relación a uno mismo, los miembros de la misma comunidad u otros pertenecientes a otra comunidad”, explica el artista.

‘Deconstruyendo el odio’ se inspira en un hecho ocurrido en el torneo de tenis Roland Garros de 2013: el boicot de la final por parte de un hombre perteneciente al movimiento homófobo que se generó en Francia con la aprobación de la ley de matrimonio homosexual. Llevaba una máscara blanca y se lanzó a la pista con una bengala durante la retransmisión mundial del partido. Según señala Del Pozo, su composición “despliega un narrativa crítica y poética para poner en evidencia algunos mecanismos invisibles del odio que habría detrás de este acontecimiento”. A partir de una secuencia de imágenes tomadas desde varios puntos de vista, el tríptico muestra tres situaciones, indica el artista, “en que se establecen conexiones con los mitos de la construcción de la masculinidad y los imaginarios que ponen en cuestión los aspectos autoritarios, violentos y excluyentes que perpetúan determinados modelos de masculinidad”.

Por su parte, Estefanía Martín Sáenz, natural de Bilbao, presentada por el crítico madrileño Óscar Alonso Molina, ha optado por una técnica mixta sobre tela estampada de 160 x 220 centímetros. “Se trata del relato fabulado de inquietantes e incluso terribles escenas literarias de reminiscencia gótica”, dice Alonso Molina cuando se refiere al trabajo artístico de la bilbaína. 

La pieza ‘Los cuervos que adoraban a la mujer’, obra producida para concursar en esta Bienal, es, según afirma el crítico, “el resultado del interés de la artista por el mundo de la antropología y la etnografía, desde donde accede a la iconografía, los ritos y las costumbres ancestrales ligadas al pensamiento simbólico y la magia que impregnan su proyecto artístico, y que en su caso se concentra de manera casi exclusiva en el papel femenino dentro de estos ámbitos”. En el cuadro aparecen los cuervos teñidos de amarillo, otros de negro, a penas sí se ven pero siempre están ahí, “alimentando supersticiones y manipulando paisajes”.

La adquisición de las obras se ha hecho oficial con la recepción de los artistas en el Centre Cultural La Nau, el edificio histórico de la Universitat de València, sede de esta decimotercera edición de la Bienal. Estos han sido acompañados por el vicerrector Antonio Ariño; José Pedro Martínez; Cristóbal Suria; Carlos Mataix, en representación de Heineken España S.A.; y Antonio Valldecabres, director territorial en la Comunitat Valenciana de Banco Santander.

El comité de selección de la Bienal
La Bienal Martínez Guerricabeitia, que acaba de cumplir 26 años, es posible gracias al criterio del comité de selección que forman expertos y galerías, lo que garantiza la calidad artística de las obras presentadas y, por lo tanto, de la adquisición que incrementará la colección de la Universitat de València.

El comité de este año ha estado integrado por los críticos Óscar Alonso Molina (Madrid), Iván de la Torre (Sevilla), Mariano Navarro (Madrid), Chus Tudelilla (Zaragoza) y Alicia Ventura (Valencia); y las galerías Alarcón Criado (Sevilla), Ángeles Baños (Badajoz), Adora Calvo (Salamanca), Set Espai d’Art (Valencia) y Juan Silió (Santander).

Los 20 artistas que han expuesto han trabajado sobre las diversas facetas de la superstición y la manipulación, optando por una amplia gama de técnicas.
 

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies