El calentamiento del Mediterráneo se ha incrementado en las últimas décadas

  • Mètode
  • 19 mayo de 2021
 
Imagen de la noticia

María José López García, catedrática de Geografía Física del Departamento de Geografía de la Universitat de València, resume treinta y cinco años de observaciones desde satélite que han permitido confirmar las tendencias señaladas en anteriores estudios.

El calentamiento global del planeta afecta especialmente a océanos y mares. En el mar Mediterráneo, los registros oceanográficos y meteorológicos tomados in situ junto con las observaciones más recientes desde satélite evidencian un calentamiento global estimado entre 0,6 y 1 ºC durante las tres últimas décadas. En este artículo, la profesora María José López García analiza una serie de 35 años de imágenes térmicas mensuales en las cuencas occidentales del Mediterráneo. Los datos indican un adelanto e intensificación de la estación estival: los veranos son más largos e intensos y los meses de junio y julio registran las mayores tasas de calentamiento, con incrementos de 0,6 ºC/década.

El Mediterrani, un «océano en miniatura»

El Mediterráneo, un mar semicerrado enmarcado por tres continentes, constituye un escenario singular. Ocupa solamente el 0,7 % de la superficie oceánica mundial y el 0,3 % del volumen de agua, pero ha sido considerado por muchos autores como un «océano en miniatura», un laboratorio perfecto para estudiar patrones climáticos e hidrológicos, ya que gran parte de los fenómenos observados en los océanos se producen también en el Mediterráneo. La configuración de su cuenca, con grandes contrastes topográficos, y su posición intermedia entre climas templados y subtropicales hacen de este mar un espacio especialmente sensible, por lo que ha sido identificado como uno de los puntos calientes (hotspot) del cambio climático.

En la actualidad, existe acuerdo en la comunidad científica acerca del calentamiento del planeta atribuido al incremento del CO2 atmosférico, especialmente evidente en las cuatro últimas décadas. El Quinto informe de evaluación (AR5) del Grupo Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, en sus siglas en inglés) señala un calentamiento global de 0,85 ℃ en el periodo 1889-2012 (IPCC, 2013). A escala planetaria, se ha estimado que entre 1970 y 2010 los océanos han acumulado más del 90 % del incremento de energía en el sistema climático. El calentamiento global es manifiesto en la capa superficial hasta 75 m, donde se ha calculado una tasa promedio de incremento térmico de 0,11 ℃/década.

¿Qué nos dicen los satélites de observación sobre el Mediterráneo?

A partir de los años ochenta, las imágenes térmicas obtenidas por el sensor Advanced Very High Resolution Radiometer (AVHRR) a bordo de los satélites NOAA proporcionaron una visión sinóptica y continua que complementa los registros in situ. La radiación que registran los sensores se considera representativa de la temperatura superficial del mar, un parámetro clave en los estudios climáticos. Con el tiempo, se han sumado otros sensores como el Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer (MODIS) que permiten derivar la temperatura superficial del mar y otros parámetros oceanográficos con precisión.

En los inicios de la teledetección espacial en España, la tesis doctoral La temperatura del mar Balear a partir de imágenes de satélite (López García, 1991), producto de la colaboración entre el Departamento de Geografía y la Unidad de Teledetección del Departamento de Termodinámica de la Universitat de València, mostró el potencial de las imágenes térmicas para el conocimiento de la hidrología del Mediterráneo. Treinta años más tarde –comprobada ampliamente la viabilidad de las imágenes– la disponibilidad de series de imágenes de calidad y longitud suficiente y la posibilidad de contrastar los resultados con los datos obtenidos por otros autores, han permitido confirmar las tendencias señaladas en anteriores publicaciones.

El análisis realizado en las cuencas occidentales del Mediterráneo constata un rápido calentamiento en las tres últimas décadas, con una tasa promedio de 0,03 ℃/año que alcanza valores superiores según la región del Mediterráneo analizada. El calentamiento en el Mediterráneo peninsular se está produciendo fundamentalmente en los meses de primavera-verano y otoño, y se aprecia una tendencia clara al adelanto, prolongación e intensificación del verano.

Las consecuencias del calentamiento del Mediterráneo en aspectos como la subida del nivel del mar, la posible alteración de los patrones de circulación marina, la abundancia, distribución y estructura de especies marinas o la frecuencia e intensificación de procesos atmosféricos como las DANA (Depresiones Aisladas en Niveles Altos) son objeto de interés e investigación por parte de la comunidad científica. Si bien la causalidad y atribución de estas consecuencias al cambio climático sigue siendo difícil de discernir, existe un creciente consenso en que el calentamiento no es una proyección de futuro sino una realidad evidente.

Artículo completo en Mètode: López García, M J. (2021). How much warmer is the Mediterranean becoming? Thirty-five years of satellite observations. Mètode Science Studies Journal, 11.
https://doi.org/10.7203/metode.11.16693

 

Otras Noticias