La Nau sede de una exposición de la EMT sobre el espacio público y la movilidad sostenible

  • Vicerectorado de Cultura y Deporte
  • 21 diciembre de 2017
 
Marta Román, Antonio Ariño, Begoña Pernas y Giuseppe Grezzi en el Claustre de La Nau.
Marta Román, Antonio Ariño, Begoña Pernas y Giuseppe Grezzi en el Claustre de La Nau.

La Empresa Municipal de Transportes de València (EMT) en colaboración con la Universitat de València presenta en el claustro del Centre Cultural La Nau la exposición ‘Visca el carrer! La transformació de la mobilitat i l’espai públic’.

La muestra, que podrá visitarse hasta el 18 de marzo, tiene como objetivo reflexionar sobre el espacio urbano a través de experiencias vanguardistas de ciudades como Pontevedra, San Sebastián, Barcelona, París y Nueva York, y recordar cómo casi todas estas experiencias exitosas encontraron resistencias por el miedo al cambio.

Para ello, el Claustro de La Nau está totalmente intervenido con pancartas, videos, instalaciones, fotografías de gran formato… Un recorrido por diez espacios sobre el papel, siempre en construcción, de las ciudades y la dimensión ciudadana de los espacios urbanos, que defienden figuras del urbanismo internacional, tales como el arquitecto danés Jan Gehl o la activista norteamericana Jane Jacobs, y cuyas aportaciones están presentes en la muestra.

El espacio urbano está en constante transformación por eso la exposición trata de centrar el debate en ese proceso de cambio y su manera de afrontarlo. A través del recorrido propuesto, la muestra presenta la discusión sobre el papel que le da la sociedad a la calle y cuál deber ser su protagonismo en la composición de la ciudad. Como eje vertebrador, y de permanente debate, aparece la movilidad y en el centro de ella, el transporte público, cuyo protagonismo en la calle se intensifica cuando se produce ese cambio de paradigma y transformación.

Para explicar esas transformaciones, la muestra no limita su mirada a la situación actual sino que amplía su foco a décadas anteriores para entender el presente e intentar hacer proyecciones de futuro. En este sentido, y con el objetivo de dotar de los mecanismos necesarios que enriquezcan el debate, los responsables de la exposición han intervenido el claustro de La Nau presentándolo como una enorme plaza donde se viaja de la muerte de la calle a su canto a la vida.

Pancartas, vídeos, instalaciones, fotografías en gran formato y muestras de intervenciones en otras ciudades, son parte del atractivo de esta muestra que contará con visitas guiadas, una serie de mesas redondas, conferencias y un ciclo de cine.

La exposición se ha presentado el 20 de diciembre en el Claustre de La Nau con las intervenciones de Antonio Ariño, vicerrector de Cultura e Igualdad de la Universitat de València, Giuseppe Grezzi, concejal de Movilidad Sostenible y presidente de la EMT, y dos de las comisarias de la exposición, Marta Román y Begoña Pernas.

Antonio Ariño ha manifestado que “la exposición es una reflexión sobre el espacio urbano en un momento muy importante como este” y ha añadido que la Universitat, como academia pública, participa de este proyecto que se complementará con un programa muy diverso de actividades culturales.

Por su parte el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi ha señalado la importancia de esta muestra y de la oportunidad que supone para Valencia reflexionar sobre la ciudad que se quiere. “València no está siendo ajena a este conflicto con respecto a los cambios —con casos como el de la Avenida del Oeste, en el que las posturas entre vecinos, comerciantes y Mercado Central son diametralmente opuestas y el Ayuntamiento está en el medio proponiendo opciones sostenibles de consenso—, y es muy interesante que la ciudadanía pueda verse reflejada en otros casos célebres de otras ciudades que han acabado en éxito”, ha explicado. “Además el montaje que hace que la visita sea amena y muy didáctica”, ha concluido.

Una de las comisarias de la muestra, Marta Román, ha destacado que “la exposición aborda el conflicto como algo inherente al espacio público y muestra que cuando se intenta evitar -parcelando o separando usos y usuarios- lo que se consigue es esterilizarlo y vaciarlo de vida”. Begoña Pernas ha añadido que “lo que se juega en las calles es más que el espacio público, es lo que significa una sociedad”.

 

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies