La pintora Antonia Mir, Medalla de la Universitat, reivindica el mestizaje de las culturas indígena e hispánica

 
Antonia Mir con Esteban Morcillo en el momento de recibir la Medalla de la Universitat
Antonia Mir con Esteban Morcillo en el momento de recibir la Medalla de la Universitat

La pintora Antonia Mir reivindicó el mestizaje de las culturas indígena e hispánica, a través de la vida y la muerte, en la evolución de su obra. Mir ha recibido la Medalla de la Universitat de València en el transcurso de un acto celebrado el viernes 1 de diciembre en el Paraninfo del edificio histórico de La Nau. La ‘laudatio’ fue leída por Román de la Calle, profesor honorario de la Universitat de València desde su jubilación como catedrático de Estética, y Antonio Ariño, catedrático de Sociología y vicerrector de Cultura e Igualdad. El rector, Esteban Morcillo, destacó el nivel internacional de la obra de Antonia Mir, “que además va acompañada de una gran calidad humana”.

Al acto también han asistido Josep Vicent Boira, secretario autonómico de Vivenda, Obres Públiques i Vertebració del Territori; y Jesús Monzó, alcalde de Catarroja.

La nueva doctora ‘honoris causa’ ha explicado cómo el descubrimiento de los altares fúnebres mexicanos influyó en la evolución de su pintura. “Vida y muerte, duelo y gozo, barroquismo, ternura y llanto coexisten, delatan emociones intrínsecas y regalan los sentidos en el Día de Difuntos mexicano, tiempo de ofrendas que he trasladado a tablas y lienzos, captando toda clase de matices esenciales y cromáticos”. La pintora ha continuado: “Descubrí la Fiesta en mi segundo viaje a México, cuando visité el fabuloso Museo de Antropología de D.F, que me impresionó y motivó a conocer el vigente arraigo popular de ésta, a través de varias manifestaciones estéticas, expuestas, por aquellas fechas, en hogares de toda condición, centros oficiales, académicos y recintos de carácter cultural”.

Las palabras de Antonia Mir se pueden consultar íntegramente clicando aquí.

Romà de la Calle y Antonio Ariño 

han compartido la ‘laudatio’ de la nueva doctora ‘honoris causa’. En sus intervenciones han recordado cómo de decisivo para ella fue experimentar en primera persona, en sus viajes, “la influencia de los tan especiales altares fúnebres mexicanos”. “El tema de la muerte, como símbolo emblemático, le causó un gran impacto y admiración, en este particularísimo contexto antropológico. Por contraste de experiencias, empezó ciertamente a pintar, en esta histórica coyuntura vital, con colores intensos y tonos mucho más alegres. Sus obras adquirirán, consecuentemente, en esta revulsiva etapa, un marcado simbolismo compositivo y una gran fuerza cromática. Este fue, concretamente, para ella, un periodo muy especial en que trabajó, con total entrega y dedicación, en una amplia serie de pinturas caracterizadas, dedicada en México, con el título significativo de Ofrendas”.

La ‘laudatio’ completa se puede leer clicando aquí.

El rector, Esteban Morcillo, ha señalado que la Universitat de València quiere recuperar la memoria de las mujeres, “de aquellas precursoras que lucharon en tiempos difíciles y adversos, que contribuyeron a romper techos de cristal que eran más reales que metafóricos”. “Sus anhelos de libertad, sus valores, sus esfuerzos y su dedicación han sido reconocidos por esta Universitat para que se preserven, porque forman parte de nuestra memoria colectiva”, ha añadido.

El discurso del rector se puede consultar íntegramente clicando aquí.

Antonia Mir

Antonia Mir Chust (Catarroja, 1928) es miembro de la Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia. Graduada en Pintura por la Escuela Superior de Bellas Artes de San Carlos de Valencia, se licenció en Bellas Artes también en Valencia. Becada en la Casa de Velázquez de Madrid, y por la Dirección General de Relaciones Culturales para estudiar en la escuela de Metiers d’Art y en la escuela de Bellas Artes, en París, completó su formación en grabado en la Scuola Internacional de Venezia.

Ha desarrollado su actividad docente en centros de enseñanza media como catedrática de dibujo, y ha participado en numerosas exposiciones individuales y colectivas de ámbito internacional. Destaca su presencia en Madrid, Venecia, Lisboa, París, Nueva York y Bruselas.

El año 2007 se inauguró el Museo Antonia Mir de Catarroja, y en 2011 se constituyó la Fundación Antonia Mir de la Comunitat Valenciana.

Ha recibido numerosas distinciones, medallas, menciones de honor y homenajes, entre ellos el Premi Senyera de Pintura de l’Ajuntament de València, que le rindió homenaje el año 2013 con motivo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Más información:

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies