El Instituto Confucio celebra su décimo aniversario

 
Momento de la celebración.
Momento de la celebración.

El Instituto Confucio de la Universitat de València (ICUV) ha celebrado su décimo aniversario de presencia cultural ininterrumpida en la Comunidad Valenciana. Es por ello que el Salón de Actos de la Facultad de Filología, Comunicación y Traducción se convirtió, la tarde del pasado 28 de noviembre, en un gran espacio cultural chino con un intenso programa de actividades y exhibiciones culturales bajo el lema ‘Celebramos diez años, diez hitos’.

La bienvenida a los asistentes se llevó a cabo a través de una exhibición de caligrafía gigante a cargo de Adan Liu, colaborador habitual del ICUV, que ofreció sus trazos utilizando los llamados cuatro tesoros del escritorio chino: pincel, tinta, papel y tintero. La danza del león atrajo a los asistentes al Salón de Actos para culminar con la ceremonia del bautizo de un nuevo león en la familia, que augura la buena suerte. El experto internacional del grupo Hong Teck Spain, Santi Valls, ofició dicha ceremonia, que fue una grata sorpresa pues nunca antes se había visto en Valencia. Varias profesoras del Instituto Confucio, especialistas en didáctica de la lengua y que provienen de la Universidad Normal del Nordeste (Changchun, capital de la provincia de Jilin), participaron junto a otros estudiantes chinos en Valencia en esta jornada con un concierto de instrumentos tradicionales chinos. En concreto, se pudieron escuchar composiciones con el erhu, instrumento de dos cuerdas y que se toca con arco, también conocido como violín chino; dizi, flauta transversal de madera de caña de bambú; y guzheng, instrumento musical de cuerdas que pertenece a la familia de las cítaras.

El público se deleitó también con diversas exhibiciones de las tradicionales artes marciales chinas: taichí y wushu. La escuela Tantien realizó una exhibición de taichí que sorprendió a los asistentes por la belleza y el equilibrio de sus movimientos acompasados a la música, es una disciplina que se practica mayoritariamente en China. El wushu es un deporte de contacto completo derivado de las disciplinas marciales tradicionales y el grupo del Centro Shaolin de Valencia demostró sus competencias en este arte con numerosas acrobacias y disciplina física.

El director del Instituto Confucio, Vicente Andreu, expresó la gratitud de este centro de la Universitat de València y de todo su equipo “por estos diez años de estrecha colaboración con la sociedad valenciana”. Y manifestó que cada vez “aumenta más la demanda de conocimiento por la lengua, la cultura y la sociedad chinas de la Comunidad Valenciana y el Instituto Confucio seguirá siendo el mejor embajador de esa milenaria civilización en nuestra tierra y de nexo de unión con los países de Latinoamérica”.

En esta temporada la matrícula del Instituto Confucio ha rondado el millar de estudiantes interesados por la lengua china. En diez años, por sus aulas han pasado unos cinco mil estudiantes, de los que tres mil se han examinado para obtener los diplomas de los exámenes oficiales. El ICUV está considerado Instituto Confucio Modelo por parte de la sede central de Hanban, un distintivo de calidad que solo ostentan quince de los más de quinientos institutos en todo el mundo. Y el pasado mes fue galardonado por la Generalitat Valenciana con la Distinción al Mérito Cultural 9 d’Octubre. Es editor, asimismo, de la revista bimestral bilingüe español-chino Instituto Confucio desde el primer número, aparecido en julio de 2010, para el mundo hispanohablante y encargado del repositorio digital en la web y dispositivos móviles de todas las revistas de la serie con sus once idiomas.

Más información:

Archivada en: Institut Confuci
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies