Monitorizada nuestra producción de energía limpia

  • 16 noviembre de 2017
 

Maria Iranzo

“La apuesta por las energías renovables de la Universitat de València está a años luz de la resta de universidades españolas”, asegura con rotundidad Alberto de la Guardia, técnico de Medio Ambiente. Desde 2008 la institución académica ha ido cubriendo la mayoría de sus tejados, excepto los de superficie irregular, con células fotovoltaicas, hasta convertirse en uno de los parques urbanos más potentes de España y mayor productor de energía renovable de la ciudad.

 

Ahora, además, publica sus consumos en estas didácticas gráficas, donde se puede analizar mensualmente la generación de electricidad tanto de las placas solares como de electricidad y calor de la estación de cogeneración de Tarongers (el edificio redondo, para entendernos).

“La mayor parte de la gente no sabe que estamos produciendo electricidad y calor, y es una apuesta que hay que poner en valor. La manera más eficaz de comunicar y visualizar el ahorro energético y la reducción de emisiones de CO2 que ahorramos son estas gráficas”, destaca de la Guardia, responsable de su diseño, quien valora como primordial la iniciativa impulsada por el gerente de la Universitat, Joan Oltra.

Esta información gráfica se actualiza mensualmente –no es a tiempo real– y se puede extraer de ella diversa datación. Respecto a la electricidad generada por los paneles, es posible saber la cantidad de quilovatios hora que generan todos los campus. En octubre fue de cerca de 135.000 kWh, cosa que ha supuesto un ahorro de 52.000 euros.

Además, se pueden cuantificar los incrementos y reducciones en el consumo respecto a las cifras del año pasado. “En el mes de octubre hemos tenido más días soleados de lo que es habitual, por eso el incremento que ha habido respecto a octubre de 2016”, señala. Así mismo, se puede ratificar que los meses de más generación son mayo y junio. Este año se produjeron en este periodo 382.360 kWh.

“En 2016 la electricidad producida por los paneles representó el 3,24% de la electricidad consumida por la Universitat. Evidentemente, es poco, pero es relevante si tenemos en cuenta los considerables consumos de la institución debido a los numerosos equipamientos eléctricos que tiene en funcionamiento”, explica el técnico de Medio Ambiente.

“Toda esta información también se puede segmentar por campus y edificios”, añade Alberto de la Guardia. “Por tanto, ahora cada uno puede ver la producción de energía fotovoltaica de sus instalaciones”.

La estación de cogeneración

La otra novedad informativa, en cuanto a la divulgación de la eficiencia energética de la Universitat, es la publicación mensual de las gráficas sobre la generación de electricidad y calor de la estación de cogeneración. No solo del periodo actual, sino desde junio de 2013.

La electricidad generada por la estación de cogeneración es consumida por los edificios del campus y, si puntualmente hay excedentes, se venden en la red eléctrica de la ciudad. “Una de las ventajas es que cuando hay cortes de electricidad, la estación de cogeneración continúa funcionando, priorizando el uso de la electricidad generada para mantener en funcionamiento los ascensores y la iluminación de los corredores y espacios comunes”, señala Miguel Bolinches, del Servicio de Mantenimiento. Por otra parte, el calor producido en el proceso de generación de electricidad se aprovecha para calefactar los edificios del campus.

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies